El presidente del Colegio Dominicano de Notarios, Pedro Rodríguez Montero, consideró que al anunciar la presentación de una nueva Ley del Notariado Nacional, el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán, "pretende sustraerse de los serios cuestionamientos que afectan a la Judicatura dominicana, y ataca el orden institucional".

Asimismo, recordó que el Tribunal Constitucional (TC) está apoderado de varios recursos de acción directa de inconstitucionalidad y que lo "sensato e institucional" es aguardar el fallo para actuar conforme a este.

Explicó que discutir una modificación a la Ley 140-15, desconociendo de antemano el fallo del TC "sería un golpe demoledor y crearía un precedente para que toda organización o persona que resulte desfavorecido promueva en el Congreso Nacional nuevas leyes".

Rodríguez Montero señaló que "más que querer erigirse en hacedor de leyes, para luego aplicarlas acomodaticiamente, en contubernio con sectores financieros, el presidente del Consejo del Poder Judicial (Mariano Germán) está obligado a dejar esclarecidos los señalamientos deleznables atribuidos a esa instancia oficial".

En ese sentido, llamó a Germán a fomentar el diálogo y el trabajo interinstitucional "como única vía para superar los problemas que afectan el sistema judicial dominicano".