Cientos de personas marcharon hoy por varias avenidas de la capital para celebrar el Día del Orgullo Gay, una jornada que contó con el apoyo de varios diplomáticos, entre ellos, el embajador de EE.UU, James W. Brewster, abiertamente homosexual y quien estuvo acompañado de su esposo.

En la marcha, que recorrió parte del malecón de Santo Domingo, homosexuales, lesbianas, transgéneros, pero también heterosexuales reclamaron respetar los derechos de todas las personas sin importar su orientación sexual y en contra de homofobia.

Asimismo, exigieron políticas públicas a favor de la Comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT).

En la caravana, en la que los participantes recordaron a las víctimas de la masacre el pasado mes en una discoteca gay en Orlando (La Florida), también asistieron representantes diplomáticos de países como México, Suiza y Alemania.

Brewster, en compañía de su esposo, Bob Satawake, dijo sentirse orgullo de ver a diplomáticos respaldar la actividad.

Uno de los organizadores de la marcha, Leonardo Sánchez, exigió políticas públicas a favor del colectivo "para saldar las deudas sociales de nuestro país con las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales".

Esta caravana, la novena que se realiza en el país, es la actividad de movilización más importante de la comunidad LGBT dominicano y en ella se involucran organizaciones y activistas LGBT y de otros espacios sociales vinculados a la defensa de los derechos humanos y la promoción "de una cultura de paz y respeto en nuestro país", según los organizares.

Además de delegaciones locales, en la marcha participaron representantes de Estados Unidos, Cuba, Puerto Rico y Haití, de acuerdo a los convocantes.