Él es el gatito más anciano del mundo. Tiene 31 años, lo que se traduce a 141 en "años humanos". Es tan adorable que ha conquistado Internet.