El fallecido general Antonio Imbert Barrera, único superviviente del grupo que mató hace 55 años al dictador Rafael L. Trujillo Molina, fue sepultado hoy, miércoles, en el cementerio Puerta del Cielo en medio de honores militares.

A la ceremonia asistieron familiares y relacionados del declarado héroe nacional, así como representantes de las Fuerzas Armadas y de la clase política nacional.

A la llegada del ataúd al cementerio, un batallón militar rindió a Imbert Barrera, quien falleció ayer a los 95 años, los honores militares correspondiente a su investidura.

En la ceremonia intervino Víctor Gómez Bergés, juez del Tribunal Constitucional, quien destacó sus aportes a la libertad del pueblo dominicano.

Imbert Barrera fue velado en la catedral Primada de América en la Ciudad Colonial, hasta donde se trasladó hoy el presidente Danilo Medina, quien declaró tres días de luto oficial por su muerte.

El general dominicano formó parte de un grupo de hombres que atentó contra Trujillo la noche del 30 de mayo de 1961, cuando el dictador se dirigía hacia su localidad natal de San Cristóbal, en compañía de su chófer.

Dos años más tarde del ajusticiamiento de Trujillo, Imbert Barerras participó en el golpe de Estado contra Juan Bosch, el primer presidente elegido democráticamente tras la dictadura.

El general figuró también entre los militares que evitaron la vuelta al poder de Bosch durante la guerra civil de 1965.

Imbert Barreras fue presidente de facto de la República Dominicana en 1965.