El Consejo Nacional de las Personas Envejecientes (Conape) expulsó del Asilo de Ancianos San Francisco de Asís, a dos sindicatos de enfermería, a Participación Ciudadana y a la Red de Organizaciones por una Vejez Digna, bajo el argumento de que violentaron mecanismos legales y no solicitaron permiso para dar una rueda de prensa en ese local.

La semana pasada dos gremios de enfermería denunciaron que el personal de salud del asilo Conape le habría reducido el salario.

Dania Mejía, encargada del Programa de Desarrollo Social de Conape, ordenó a representantes de la sociedad civil allí presente que abandonaran la instalación, según denunciaron los expulsados.

Mejía presentó varios documentos defendiendo que se esta cumpliendo con el pago de manera correcta al personal de enfermería del asilo.

La Red de Organizaciones por una Vejez Digna y Participación Ciudadana, aseguraron que solicitaron el permiso a la directora del Asilo San Francisco de Asís, para ofrecer la rueda de prensa.

En un documento que entregaron ambas organizaciones a los medios de comunicación presente allí, solicitan que el Gobierno realice las acciones necesarias para que el país ratifique la Convención Interamericana sobre la protección de los humanos de las personas mayores.