El Tribunal Colegiado de La Romana dictó 20 años de prisión en contra de un hombre de nacionalidad haitiana que abusó sexualmente de una compatriota de 60 años y con discapacidad auditiva.

A petición del Ministerio Público, el acusado, Ivett Antuam, fue declarado culpable de haber cometido la agresión sexual en contra de la mujer, y condenado a cumplir la pena en el Centro de Corrección y Rehabilitación Cucama de esa ciudad.

Según consta en el expediente, el hecho ocurrió el 28 de marzo del año 2014 en el batey conocido como Palo Blanco a las afueras de la provincia y, según detalla, el imputado se personó en la residencia de la víctima, forcejeó con ella, le tapó la boca, y la amenazó con un cuchillo.

Hecho esto, la sacó de su casa y la arrastró hasta un cañaveral cercano donde cometió el abuso sexual y le ocasionó múltiples golpes y laceraciones en diversas partes del cuerpo, así como una lesión en el epigastrio, fruto del forcejeo.

La Procuraduría Fiscal de La Romana, que dirige la magistrada Reina Yaniris Rodríguez Cedeño, logró que el tribunal declarara válidas las pruebas aportadas, con las cuales quedó demostrado que el imputado violó las disposiciones contenidas en los artículos 330, 331 y 309 del Código Penal Dominicano, que tipifican y sancionan con pena grave la violencia contra la mujer.

En la audiencia, el Ministerio Público, representado por la procuradora fiscal Fryna Lebrón Herrera, presentó diferentes evidencias documentales, materiales y testimoniales con las cuales probó la comisión del hecho.