El Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó a 30 y 20 años de prisión a tres de los cinco acusados de atacar a tiros a la ingeniera Francina Hungría en 2012, mientras que descargó a los otros dos por falta de pruebas.

José Manuel Arias y José Miguel Vidal, alias Memín, fueron condenados a 30 años de prisión, en tanto que a Melvin Pérez se le impuso 20 años de reclusión. Los tres deberán cumplir su condena en la cárcel del 15 de Azua.

El tribunal, por otra parte, dispuso la libertad de Celso González Montero y José Miguel Mora Acosta, al considerar que no participaron en los hechos.

El pasado lunes el juez Rafael Pacheco, escuchó los testimonios de los imputados así como pruebas documentales.

Uno de los acusados dijo que se declaró culpable ante los medios de comunicación porque alegadamente el exjefe de la Policía José Armando Polanco Gómez lo obligó a autoincriminarse.

Francina Hungría fue atacada a tiros el 23 de noviembre de 2012 por varios individuos que le robaron su vehículo cuando eran perseguidos tras cometer un asalto en una calle de la ciudad de Santo Domingo.

Las lesiones causadas por las heridas en el rostro de Hungría le privaron de su visión.