El Tribunal Colegiado de Samaná dictó sentencia condenatoria de 20 años de prisión contra un hombre acusado de cometer incesto en perjuicio de una hija menor edad, de la que abusaba sexual y psicológicamente, informó hoy la Procuraduría en un comunicado.

La Procuraduría Fiscal de Samaná recibió la denuncia por parte de la madre de la víctima en febrero del pasado año y, de inmediato, inició las investigaciones pertinentes.

Las pesquisas establecieron que la adolescente, que ahora tiene 13 años, sufrió abusos desde la infancia cuando se encontraba a solas con su progenitor, quien amenazaba de muerte a la niña para que no lo denunciara.

El Ministerio Público, representado por los fiscales María De La Cruz y Altemar Santana Palomino, logró la sentencia tras presentar suficientes pruebas que le permitieron demostrar que el imputado incurrió en el delito de incesto, por el que cumplirá la pena en la cárcel pública de Samaná.