Un tribunal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santiago condenó al abogado y comunicador Marcos Martínez al pago de una indemnización de un millón de pesos a favor de la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández.

Cedeño de Fernández demandó a Martínez, luego de que este denunciara en plena campaña electoral de 2012 en un programa que conducía en una planta televisora de la ciudad de Santiago, de que ésta supuestamente poseía una cuenta de al menos 43 millones de euros en un banco de Dinamarca.

La vicepresidenta, que a la sazón era primera dama de la nación, al enterarse del comentario, decidió llevar a los tribunales a Martínez.

La sentencia en contra de Martínez fue tomada por los jueces del tribunal colegio de la Corte de Apelación, Brunilda Castillo, Wilson Moreta y María Santana.

Sin embargo, los magistrados acordaron ratificar la sentencia del Tercer Tribunal Colegiado que absolvió a Martínez de los cargos que se les atribuían, como falsedad de escritura para difamar a Cedeño de Fernández.

Asimismo, el Tribunal de Apelación rechazó el pedido del Ministerio Público y de la defensa de la vicepresidenta de que se convocara a un nuevo juicio.

La sentencia del tribunal colegiado que declaró no culpable a Martínez, fue apelada por la defensa de Cedeño de Fernández y el 13 de julio los jueces de la Corte de Apelación decidieron reservarse el fallo para hoy 10 de agosto.

Ninguna de las partes se pronunció por el momento si apela la sentencia de los jueces de la Corte de Apelación.

Sin embargo, Marcos Martínez (Junior), hijo del abogado y comentarista de televisión, criticó el veredicto que condena a su padre al pago de un millón de pesos a favor de la vicepresidenta.

Dijo que la misma responde a las presiones del Gobierno y que no obedece a los criterios de la justicia y los razonamientos actuales del derecho.