Una joven estadounidense fue condenada a 18 años de cárcel después de dispararle a su madre y enviar una foto del cuerpo a su padre.

Rachel Hutson, de 21 años, fue condenada en el Tribunal de Circuito de Chesapeake, Virginia, este martes por asesinato en primer grado.

El crimen ocurrió el día después de Acción de Gracias en 2013, cerca de las cuatro de la madrugada. Huston decidió llamar a su padre y confesar que había matado a su madre Susan Lee Hutson, de 58 años.

Donald Hutson se encontraba haciendo compras y pensó que se trataba de una broma. Fue entonces que su hija le envió una foto del cuerpo sin vida.

La asesina testificó que el plan original era quitarse la vida ella misma, pero debido a la enfermedad cardiaca de su madre no lo pudo hacer.

Por lo que la muerte de su madre fue una acción de último momento, informó "The Virginia-Pilot".