El Primer Tribunal Colegiado de Santiago condenó a 30 años de prisión a un hombre que fue hallado culpable de haberle quitado la vida a su expareja en el sector Hato Mayor el 8 de marzo del pasado año con una .

El condenado es Kelvin Rodolfo Francisco y la víctima es Geovanny Regalado Veras.

El Ministerio Público dijo que logró demostrar con diferentes pruebas que el procesado premeditó la muerte de la mujer.