Por su experiencia de trabajo, la mayoría de los estudiantes simplemente terminan por sacar fotocopias, llevar el café o recoger la limpieza del jefe. Pero no Tom Wagg, de Newcastle-under-Lyme, en Inglaterra, quien descubrió un nuevo planeta mientras trabajaba como pasante.

Wagg tenía 15 años cuando hizo una semana de pasantía en la Universidad de Keele, en donde vio a una pequeña inclinación en la luz de una estrella distante, que sólo podría haber sido causado por un planeta pasando en frente a ella. Dos años más tarde, el descubrimiento del colegial fue confirmado por observaciones de seguimiento realizados por telescopios en Chile. El nuevo cuerpo celeste designado como WASP-142b - un gran planeta gaseoso como Júpiter - está situado 1.000 años luz de la Tierra en la constelación austral de Hydra.

Por esta razón, PUBLIMETRO conversó con Wagg sobre su singular experiencia de trabajo.

Volvamos dos años atrás: ¿dónde comenzó esta historia?

– Mi profesor de física recomendó inicialmente la experiencia de trabajo en el departamento de astrofísica en Keele, ya que él sentía que yo era lo suficientemente inteligente para encontrarlo interesante y me pasé la semana aprendiendo más sobre la física a nivel superior que se estudia en la universidad, revisando los datos de miles de estrellas que el telescopio WASP observa. Mi trabajo era marcar los diferentes 'Candidatos a Planeta' de diversas maneras, como si se tratara de un binaria eclipsante o estrella Variable, en lugar de datos reales que muestran un buen candidato a planeta. También me dieron un tour por el observatorio por Keele. He vuelto varias veces en los últimos dos años haciendo el mismo tipo de trabajo.

¿Cómo hiciste el descubrimiento?

El método utilizado por la organización WASP se da a través de  la observación de los tránsitos de exoplanetas. Esto se hace mediante la observación de la intensidad de la luz de la estrella y el trazado de este en un gráfico, una 'curva de luz'. Luego, cuando el planeta pasa por delante de la estrella o "transita", la intensidad de luz disminuye, lo que se ve en el gráfico como una pequeña inclinación. Por lo tanto, mi trabajo consistía en mirar a través de miles de estas curvas de luz y destacarlas como estrellas binaria eclipsante (dos estrellas orbitando entre sí).

Un gráfico de eso se puede encontrar en Google, pero también buscar potenciales planetas. Con una curva de luz hice todos los controles habituales (tales como ver si la estrella es el tamaño y temperatura adecuada para el decremento en particular en la intensidad de la luz) y para mi incredulidad di cuenta de que en realidad era un gran candidato y se la mostré al profesor Hellier, quien confirmó mis pensamientos y la enviamos para su posterior procesamiento. Una vez que estos datos fueran devueltos a nosotros, nos seguía pareciendo que era un gran candidato, por lo que lo enviamos a todo el mundo para su verificación con telescopios como TRAPPIST en ESO, Chile y las universidades de Ginebra y Lieja, ¡hace unas semanas fue totalmente verificado como un exoplaneta!

¿Cuáles fueron tus primeros sentimientos cuando lo encontraste?

– ¡Mi primera reacción fue de incredulidad y comencé a comprobarlo rigurosamente y me di cuenta que era en realidad un gran candidato, por lo que me emocioné!

Felicidades. ¿Cuáles son las características principales del planeta?

– El planeta es muy similar a Júpiter, ya que es un gigante de gas y también más o menos del mismo tamaño que Júpiter. La diferencia, sin embargo, es que orbita mucho más cerca de la estrella en una órbita más similar a Mercurio así es mucho más caliente.

¿Qué significa tu descubrimiento para el mundo?

– Realmente es muy útil, ya que saber más sobre otros sistemas de exoplanetas significa que podemos entender mejor el universo y cómo es la composición de otros sistemas solares. Por ejemplo, hay una gran posibilidad de que podría haber otros planetas en el sistema con WASP-142b ya que los planetas no suelen formarse tan cerca de las estrellas, así que es probable que en realidad fuera la influencia de la gravedad de otros planetas en el sistema que lo atrajo hacia adentro.
 
¿Quieres que sea rebautizado en tu honor?

– ¡Definitivamente no! Un planeta llamado Tom Wagg no es precisamente el título más profundo. Creo que se necesita un nombre más importante que suene razonable dentro de la comunidad ya que si no, cada persona que encuentre un planeta lo va a dedicar a si mismo. Por lo general, la UAI [Unión Astronómica Internacional] crea un concurso para que cualquier persona pueda sugerir nombres potenciales para el planeta.

¿Qué sigue para ti?

– Por ahora estoy dividido entre la Física de Partículas y Astrofísica, por lo que por ahora mi plan es estudiar física en la universidad y luego especializarme en uno de los dos y espero tener un puesto de trabajo en la investigación. En lo que respecta a la búsqueda de otros planetas, siento que mis posibilidades no son las mejores ya que no importa la experiencia que una persona tenga en la identificación de los exoplanetas, ¡si no ven los datos junto con el planeta no van a encontrar uno! Esencialmente, por supuesto, hay un cierto elemento de suerte con cualquier descubrimiento.

Igualmente, viajar al espacio realmente no me apetece, por la enorme cantidad de entrenamiento necesario y los muchos años o meses que necesitas para llegar a alguna parte.