El Consejo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) se reunió hoy de forma extraordinaria y adoptó la resolución 2016-247, que declara a ese organismo en sesión permanente y dispone medidas para enfrentar el clima de intranquilidad generado por los recientes disturbios ocurridos en la academia.

El rector de la UASD, Iván Grullón Fernández, explicó que el consejo reconoció el derecho que tienen los gremios a gestionar, mediante medios legales, la asignación de un justo presupuesto para esa universidad estatal pero, al mismo tiempo, destacó que la Universidad cuenta con los mecanismos institucionales para sancionar a quienes atenten contra la seguridad y estabilidad de la institución.

En un comunicado, la UASD informó también de que en la reunión del Consejo Universitario se decidió ratificar y hacer cumplir la resolución 95-060, del 14 de agosto de 1995, que condena y sanciona la escenificación de desórdenes en las bocacalles del campus, el secuestro de propiedades y la presencia de elementos extraños encapuchados.

También, fueron confirmadas otras resoluciones del citado organismo que corroboran el contenido de la anteriormente citada y facultan a los miembros de la Dirección de Seguridad de la academia a detener y someter a las instancias correspondientes a cualquier persona encapuchada dentro de la institución.

De acuerdo con disposiciones vigentes, cualquier empleado o estudiante que sea sorprendido ocultando su identidad (con el rostro cubierto) quedará automáticamente suspendido y será sometido al Consejo Universitario para la adopción de las medidas disciplinarias de lugar.

De igual forma, en el caso de que se trate de un extrauniversitario, se le someterá a las autoridades encargadas del orden público, a fin de que se le juzgue por violentar las disposiciones del estatuto orgánico de la UASD y los reglamentos, preceptos, reglas y normas correspondientes.

Finalmente, la resolución instruye para que se evalúen las evidencias sobre los disturbios que han provocado la alteración del clima de paz y tranquilidad en la institución y se lleven ante ese organismo las personas implicadas en los mismos, a los cuales se les aplicarán las sanciones establecidas por su estatuto orgánico.