Colonización del espacio. La Luna se ha convertido en el objeto del deseo para muchos países que tratan de establecer bases en la superficie lunar. Publimetro investiga cuáles son los beneficios y los retos de la colonización lunar.

La Agencia Espacial Europea ha anunciado que busca construir un pueblo en la Luna. Durante muchos años, Rusia y China también expresaron planes para crear colonias en el satélite natural de la Tie-rra. Los observadores coinciden en que es hora de que la humanidad colonice la Luna y hay estudios que dicen que podría ser más barato que en el pasado. Sin embargo, todavía hay muchos desafíos técnicos por superar y acuerdos internacionales por alcanzar.


Cuarenta y seis años después de que el primer hombre pisara la Luna, los entusiastas han renovado el interés en el cuerpo celeste más cercano a nuestro planeta, pero esta vez para construir bases en su superficie. Mientras que Rusia, de acuerdo con el Programa Espacial Federal (FKP) para los años 2016-2025, planea comenzar a construir una base lunar habitable antes de 2018, China quiere establecer una base lunar en la cara oculta de la luna.


El retorno de la humanidad a la superficie lunar y el establecimiento de bases podría generar muchos beneficios, es decir, la extracción de minerales (como el titanio o el helio-3), el turismo espacial, una mayor exploración del espacio y hasta un punto de evacuación en caso de un posible desastre en la Tierra. “Una vez que tengamos presencia humana verdaderamente a gran escala en la Luna,  también actuaría como una red de seguridad en caso de una catástrofe en nuestro planeta”, dijo a Publimetro Jerry Stone, un presentador independiente en la astronomía y la exploración espacial.


Los gobiernos de las naciones espaciales no son los únicos interesados ​​en establecerse en la Luna; decenas de organizaciones y empresas privadas también buscan participar en el esfuerzo de colonización lunar con científicos e incluso con fines re-creativos. Las empresas Interorbital Systems y Trans Lunar Reasearch están trabajando en proyectos para construir la primera estación lunar tripulada. “Tenemos  interés en la expansión del punto de apoyo de la humanidad con el resto del Sistema Solar y creemos que la Luna es la primera opción lógica como un punto de partida”, dijo Randa Milliron, CEO y cofundadora de Interorbital Systems.


Durante muchos años se ha dicho que una de las principales dificultades para colonizar la Luna es el costo excesivo de la misión. Sin embargo, un estudio realizado por la Sociedad Nacional del Espacio y la Fundación Space Frontier (dos organizaciones sin fines de lucro que defienden la construcción de los asentamientos humanos más allá de la Tierra) reveló que llevar al hombre a la Luna podría costar un 90 por ciento menos de lo esperado, con lo que los costos estimados bajarían de US$100 mil millones a US$10 mil millones. Sin embargo, para lograr estos ahorros, la NASA tendría que asociarse con organizaciones privadas e internacionales.


Aunque el regreso del hombre a la Luna y su posible colonización podría representar importantes bene -ficios para la humanidad y para la exploración espacial, la misión todavía se enfrenta a importantes desafíos. Jerry Stone explicó a Publimetro que la falta de atmósfera, la radiradiación, la incapacidad de producir alimentos en la superficie lunar y menos gravedad son algunos de los desafíos más relevantes que enfrentan los seres humanos para establecerse en la Luna.


La ambición de muchos poderes económicos para construir bases lunares genera temores sobre la posibilidad de algún tipo de conflicto internacional sobre el control del territorio. Sin embargo, los especialistas descartan cualquier confrontación, porque hay leyes y acuerdos internacionales diseñados para desactivar cualquier conflicto. “Bajo el Tratado del Espacio Exterior, la Luna es la ‘provincia de toda la humanidad’. Esto significa que todas las naciones tienen derecho a explorar y utilizar la Luna. Este tratado ha sido aceptado por 128 naciones”, explicó Joanne Irene Gabrynowicz, editora en jefe de la Revista de Derecho Espacial, a Publime-tro. Sin embargo, la experta añade que “la cuestión de los derechos de propiedad por parte del sector privado es actualmente objeto de un gran debate”.


A diferencia de lo que ocurrió hace unos años, ahora hay un consenso casi universal entre los observadores acerca de la viabilidad y la posibilidad de que los seres humanos puedan comenzar a construir asentamientos en la Luna, incluso en los próximos 10 años. Pero todavía hay algunos retos tecnológicos, científicos y económicos por superar para que podamos ver las primeras bases humanas en la Luna.

Cómo se podría utilizar nuestro cuerpo celeste más cercano

Un “Arca de Noé” para la humanidad
Según los científicos de la Agencia Espacial Europea, la Luna podría ser el lugar perfecto para almacenar y conservar el ADN humano en caso de un desastre en la Tierra. Estas muestras de ADN podrían conservarse durante muchos años para continuar la raza humana ante alguna eventualidad.

Observatorios lunares
Muchos astrónomos creen que la superficie lunar podría ser el lugar ideal para construir observatorios espaciales que les darían una mejor visión del universo de lo que pueden ver desde la Tierra. Estos observatorios podrían funcionar sin el viento y las nubes que afectan la vista por el telescopio en el planeta.

Parque internacional
En 2013, la publicación Popular Science propuso crear un parque internacional en la superficie de la Luna para preservar para las generaciones futuras los sitios históricos en el satélite de la Tierra, como el sitio donde aterrizaron las misiones Apolo.
El Congreso de Estados Unidos revisó un proyecto de ley para designar finalmente las instalaciones de desembarque como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Estructuras impresas en 3D
Tanto la Agencia Espacial Europea como la NASA están trabajando en proyectos para construir estructuras impresas en 3D en la superficie lunar empleando materiales que se encuentran en la Luna.

Nadie es dueño de la Luna

Nadine G. Barlow
Astrofísica y profesora en el Departamento de Física y Astronomía de la Universidad del Nordeste de Arizona.(NAU)

¿Qué se requiere para que la humanidad pueda colonizar la Luna? ¿Y por qué nadie lo ha logrado antes?
− La principal cosa que la humanidad necesita para colonizar la Luna es el compromiso financiero. Hasta ahora no ha habido una demanda abrumadora de colonizar la superficie lunar. A las naciones les resulta demasiado caro, especialmente teniendo en cuenta la reciente crisis económica mundial. Las empresas privadas aún no han visto una manera de despejar un beneficio. Hay recursos en la Luna que podrían ser extraídos, pero el costo de llegar allí, la extracción de esos recursos y devolverlos a la Tierra actualmente es mayor que cualquier beneficio. El turismo espacial es ciertamente una posibilidad, pero una vez más el costo de transporte de personas a la Luna y la construcción de un “destino turístico” para estos turistas hace que el costo por persona sea prohibitivamente alto en este momento.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tal empresa?
− Las ventajas de la colonización de la Luna incluyen razones científicas, los recursos minerales y la difusión de la humanidad a otros lugares en caso de que algo suceda en la Tierra.
Los contras de la colonización de la Luna son en gran parte técnicos y financieros. Hay que añadir el costo y la tecnología necesaria para crear espacios autónomos. Los recursos necesarios para mantener a los seres humanos vivos y la protección a la radiación espacial mortal del medio ambiente se convierten en todo un reto para colonizar nuestro vecino más cercano en el espacio. Esto no significa que no podamos hacerlo; sólo tenemos que comprometer los recursos necesarios (financieros y técnicos) para lograr este objetivo.

Las agencias espaciales de China, Rusia, Estados Unidos y Europa han anunciado planes para colonizar la Luna.

¿Podría esta situación crear un conflicto internacional?
− La colonización de la Luna por varios países no significa necesariamente que habrá conflicto internacional. Esperamos que la Luna se “divida” de una manera similar a la Antártida, de tal manera que un área se exploraría por China, otra área por parte de Rusia, etc. Mejor aún sería que varios países trabajen juntos para desarrollar una colonia internacional sobre la superficie lunar.

¿Alguien ‘es dueño’ de la Luna?
− Nadie es dueño de la Luna. El Tratado del Espacio Exterior, que ha sido firmado por 103 países, prohíbe específicamente a cualquier gobierno reclamar la propiedad de cualquier cuerpo celeste (la Luna, planetas, asteroides, etc.).

¿Cuál es el futuro de la colonización?
− Creo que vamos a ver la participación de las empresas privadas mucho más una vez que se supere el problema de las ganancias.