La violencia en Puerto Príncipe continuó hoy cuando la oposición haitiana volvió a salir a sus calles para denunciar los recientes resultados preliminares de las elecciones presidenciales del pasado 25 de octubre, de las que aún resta una segunda vuelta en diciembre.

Durante la madrugada se produjeron vigilias y protestas en las zonas de Nason, Delmas, Petion-Ville y Bourdon, donde según explicaron fuentes de varios miembros de los partidos de la oposición se pudieron escuchar tiros y los vecinos salieron a la calle con armas blancas.

La policía asegura que se trata de una red de personas que intenta sembrar el pánico, entre otros medios a través de las redes sociales, y ha decidido reforzar la vigilancia en la zona para prevenir que se repitan los hechos esta madrugada.

Por otro lado, varios hombres armados dispararon hoy al aire alrededor de la residencia del exsenador y candidato presidencial de la plataforma de la Plataforma de los Hijos de Dessalines Jean Charles Moise, que quedó en tercer lugar en los últimos comicios.

En declaraciones a Radio Caraibes, Moise relató que en el momento de los hechos se encontraba en el interior de su casa.

A su vez, criticó que le ha sido retirada la vigilancia policial de la que disponía y que los atacantes lograron huir pese a la rápida intervención policial.

Moise dijo que el país se encuentra en una "situación de amenaza" que las autoridades no deben ignorar e indicó que teme por su vida.

A su vez, fuentes policiales informaron a EFE que en Clercine, varios desconocidos armados que viajaban en una motocicleta, derribaron a un agente de tráfico para sustraerle su arma.

La oposición en Haití protestó hoy por segunda vez esta semana en contra de los resultados preliminares de los comicios del pasado 25 de octubre en una capital en la que algunos comercios no han abierto por miedo a incidentes.

Los manifestantes gritaban consignas relativas a la existencia de un "golpe de estado electoral" por parte del presidente, Michel Martelly y pidieron su dimisión.

La marcha, al igual que la de ayer, estuvo estrechamente vigilada por la Policía.

En la protesta participó Maryse Narcisse, candidata en las pasadas elecciones presidenciales por Familia Lavalas, del expresidente haitiano Jean Bertrand Aristide.

El Movimiento Nacional de la Oposición Popular (Monop), que apoya a Celestin, llamó a llevar a cabo entre ayer y mañana protestas callejeras en contra de los resultados.

Por otro lado, el ministro haitiano de Justicia y Seguridad Pública, Pierre-Richard Casimir, se reunió hoy con el embajador estadounidense en Haití, Peter Mulrean.

Fuentes próximas al encuentro indicaron a EFE que ambos subrayaron la necesidad de fortalecer la cooperación entre los dos países, en el ámbito de judicial.

En el la reunión, indicaron, el diplomático estadounidense valoró los esfuerzos del Estado para el fortalecimiento de la justicia haitiana.