Brigadas de la Defensa Civil continúan  este jueves con las labores de evacuación en el norte del país como consecuencia de las inundaciones, fruto de las fuertes lluvias de los últimos días, que han anegado centenares de viviendas y han provocado el derrumbe de una carretera.

En las últimas horas, efectivos de la institución rescataron a un menor de edad que fue arrastrado por fuertes corrientes de agua que discurrían por el barrio Sosúa Abajo, del municipio Sosúa, Puerto Plata, producto de la crecida del río Bella Vista.

Según informó la entidad en un comunicado, el desbordamiento del afluente ocasionó fuertes inundaciones en el citado sector, donde unas 315 viviendas quedaron anegadas, mientras que en el barrio de Maranatha se inundaron otras 420 casas.

La Defensa Civil también continúa realizando evacuaciones y asistencias en el municipio cabecera San Felipe, donde la madrugada de este jueves ya se habían inundado 753 viviendas de los barrios Playa Oeste, Aguas Negras, Antigua Vía Ferrea, La Laguna, Las Mercedes y La estancia de Torre Alta.

En Monseñor Nouel, los equipos de la entidad trabajan en el desbloqueo de la carretera que conduce al distrito municipal Los Quemados, donde esta mañana se produjo un derrumbe en la primera subida de Loma de Blanco de este municipio, por lo que el acceso por esta vía ha quedado cortado.

En Montecristi, unas 225 casas continúan inundadas, producto de las intensas lluvias que continúan registrándose en esta zona.

Hasta el momento, dos personas han fallecido a consecuencia de los efectos de las persistentes precipitaciones que están afectando, principalmente, al norte del país, debido a un sistema frontal que permanece sobre el territorio nacional