El director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Nelson Rodríguez Monegro, anunció que el personal del sistema de salud pública del país será contratado mediante concursos, que tomarán en cuenta la preparación y la competencia de la persona que a seleccionar.

De este modo, el Gobierno pretende que administradores, personal médico, de enfermería y analistas accedan a los puestos por méritos y competencias y no por cuestiones políticas, para que se despolitice totalmente el sistema de salud pública del país, sostuvo el funcionario.

Durante una entrevista televisada, Rodríguez Monegro explicó que, obedeciendo a directrices del presidente Danilo Medina, esos contratos establecerán las especificaciones en términos de responsabilidades, beneficios, mecanismos de evaluación del desempeño, como parámetros para determinar en qué condiciones cada profesional o técnico continuará en su trabajo o quedará cesante.

Rodríguez Monegro sostuvo que la persona a contratar debe tener un desempeño adecuado, lo cual constituye una transformación en materia de recursos humanos para el sector salud, y que habrá un requisito primordial y es que cumpla con su trabajo.

Advirtió que la reforma del sector salud es un hecho irreversible y lo que más desean las autoridades gubernamentales es que los profesionales que trabajan en los centros asistenciales del Estado sean parte de esta transformación.

Además de directores y administradores hospitalarios, tendrán que someterse a concursos los médicos, bioanalistas, psicólogos, farmacéuticos, odontólogos; “en fin, todos van a ir a concursos”.

La reforma del sector salud tiene como meta una mejoría en los servicios que se le brindan a la población y, por supuesto, eso implica mejorarles las condiciones de vida a sus servidores, afirmó.
Por otra parte, recordó al Colegio Médico Dominicano (CMD) que el cumplimiento del horario de 30 a 40 horas a la semana en los hospitales es un asunto de Ley y, por lo tanto, no debería discutirse, en alusión al diferendo que amenaza el diálogo bipartito.

Las legislaciones en el sector salud, entre las que se encuentran la Ley de Carrera Sanitaria, y la Ley de Función Pública, establecen que el horario de trabajo está entre las 30 a 40 horas semanales, dijo el funcionario, que opinó que la jornada laboral del médico debe ser organizada en cada uno de los establecimientos de salud, dependiendo de sus necesidades y de la demanda de servicio.

Señaló que no se puede hablar de derecho adquirido en materia de cumplimiento de horario porque la población tiene un derecho constitucional a la salud, vale decir, que primero tiene derecho a la vida, luego a la salud y tercero a una atención de calidad.

Lo que busca la parte oficial es que el Colegio Médico se comprometa a cumplir la Ley, “que el que esté nombrado cumpla con su deber y responsabilidad; ni horas menos, ni horas más, simple y llanamente que cumplan”, recalcó. Rodríguez Monegro aclaró que pese a esos estancamientos cree que el diálogo ha avanzado y espera que en un tiempo prudente todo llegue a feliz término.