El Consejo del Poder Judicial (CPJ) destituyó a la magistrada Aristilda Mercedes Rodríguez, de la Primera Sala del Juzgado de Paz Especial de Transito del Distrito Judicial de La Romana, que ordenó la libertad de cinco venezolanos detenidos por introducir drogas en el país .

Asimismo, la CPJ suspendió por 30 días sin disfrute de salario a otro juez, ambos por cometer faltas en el ejercicio de sus funciones, informó la institución en un comunicado.

El pasado 5 de abril, el CPJ ya suspendió provisionalmente de sus funciones a la jueza Aristilda Mercedes Rodríguez, después de que ordenara la libertad de los cinco venezolanos detenidos 24 de marzo durante una operación llevada a cabo en el aeropuerto internacional de La Romana por introducir al país 349 paquetes de cocaína.

El CPJ declaró culpable a Rodríguez de violar los artículos 41 numeral 3, 61 y 66 numeral 2 de la ley 327-98 sobre Carrera Judicial y los principios de conciencia funcional e institucional, equidad, honestidad, legalidad, motivación de las decisiones judiciales, prudencia y responsabilidad contenidos en el Código de Comportamiento Ético del Poder Judicial.

Asimismo, la encontró culpable de infringir los artículos 20, 22, 23, 24, 37, 38, 42, 43, 44, 55, 69, 71 y 82 del Código Iberoamericano de Ética Judicial y el 149 de la Constitución de la República.

Esa decisión contó con el voto disidente de los consejeros Fernando Fernández Cruz y Leonerdo Recio Tineo.

Por otra parte, el CPJ declaró culpable al magistrado Ramón Francisco Ureña Ángeles, juez de la Tercera Sala Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago, de cometer faltas en el ejercicio de sus funciones, y le impuso una suspensión de 30 días sin disfrute de salario.

Esta decisión también contó con el voto disidente del consejero Fernando Fernández Cruz.