Después de la detención del ex secretario de Obras Públicas de Argentina José López, que este martes intentó esconder unas bolsas con grandes cantidades de dinero y joyas en un monasterio de la localidad bonaerense de General Rodríguez, las autoridades han trasladado el botín incautado al establecimiento principal del Banco Provincia.

El ex funcionario, que trabajó para los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández y actualmente es legislador del Parlasur por el estado de Tucumán, llevaba siete bolsas con joyas y fajos de dinero. Las autoridades han contabilizado un total de 8.982.047 de dólares, 153.610 euros, 425 yuanes, 49.800 pesos, dos riyales qataríes, que suman más de 9 millones de dólares, y seis relojes de lujo.

“En este momento está viajando un convoy de General Rodríguez a la casa matriz en La Plata del Banco Provincia que viene con unos siete bultos, bolsos, valijones, que están a su vez metidos en bolsas plásticas, así lo dispuso el juzgado. Están viajando con un funcionario judicial, con un oficio judicial”, explicó ayer el presidente del Banco Provincia, Juan Curuchet, en diálogo con el canal de televisión argentino ‘C5N’.

Curuchet especificó que el dinero y las joyas quedarán custodiados por la institución, asilados y separados de los depósitos del banco para que estén a disposición del juzgado.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, calificó de “episodio bochornoso”. “Es lamentable y ha indignado mucho a la población. Estamos muy enojados pero bueno, ojalá esto sea parte del aprendizaje final sobre cómo se debe conducir el Estado y qué clase de política queremos de nuestros servidores públicos”, dijo Macri a periodistas.