Los refugiados que huyen de sus hogares tienen que tomar decisiones difíciles sobre qué llevar y qué dejar atrás. El fotógrafo alemán Gabriel Hill, cuyo estudio en Suiza se encuentra cerca de alojamiento de refugiados, decidió capturar a hombres y las mujeres refugiados con sus posesiones más valiosas para la serie ImPORTRAITS.