Las elecciones del el 15 de mayo próximo son las más costosas en toda la historia dominicana: RD$3,100 millones para el montaje con RD$1,610,086,923 para los partidos. Son 4,213 puestos a elegir entre 26 organizaciones, siete movimientos municipales y uno provincial, todos en busca de la Presidencia, el Congreso, los cabildos y distritos municipales.

A los partidos Revolucionario Dominicano (PRD), de la Liberación Dominicana (PLD) y Reformista Social Cristiano (PRSC) les otorgaron RD$429,356,512 millones de forma individual, mientras los RD$322,017,384 restantes fueron divididos entre las organizaciones que no alcanzaron el 5 % en las elecciones de 2012.

Como el PLD y el PRD van aliados –además de que el partido oficialista cuenta con una facción del PRSC– es la primera vez que una organización concentra tanto poder económico en unas elecciones, sobre todo porque su candidato es el mismo que ocupa la Presidencia. También están los 14 partidos minoritarios que se suman y muchos aportes privados.

En esta contienda política hay 6,765,136 personas disponibles para votar con un 50.86 % de mujeres y 49.14 % hombres. Hasta enero habían 222,916 nuevos electores comparados con las elecciones de 2012 que fueron 5,502,968. Hace cuatro años sólo votaron 4,566,838 dominicanos que comprende el 70.23 %. La abstención bailó entre el 27 y el 30 %.

Para entonces, la JCE justificó la inhibición de los votantes con los dominicanos que emigraron a otros países o ciudades y no registraron el cambio en el padrón electoral, por lo que no pudieron ejercer su derecho. “Para votar en el exterior hay que registrarse como residente en el exterior”, aclaró en su momento la politóloga Rosario Espinal.

Pese a que hay 16,000 colegios electorales y 4,500 recintos de votación en todo el país (en el exterior hay 650 colegios y 198 recintos), se espera que cerca de 1.5 millones de electores no acuda a las urnas, una cantidad muy codiciada por los partidos que dirigen sus cañones precisamente a este grupo encabezado por jóvenes y personas con alguna discapacidad.

El precio por partido

En la pasada batalla comicial el PLD recibió del Estado RD$374,189,333.33 y logró 1,711,737 votos a su favor, con un promedio de 219 pesos cada uno. Esto no incluye los fondos que aportaron terceros ni las fortunas de los propios candidatos. La oposición, entonces liderada por Hipólito Mejía, denunció el uso de los recursos públicos por parte del entonces candidato presidencial y posterior ganador, Danilo Medina, y el saliente Leonel Fernández.

En el caso del PRD, recibió RD$374,189,333.33 y obtuvo 1,911,341 votos, para un total de 196 pesos por cada voto adquirido. Hipólito Mejía no contó con el respaldo contundente del presidente perredeísta Miguel Vargas Maldonado, por lo que se hizo viral el rumor de que “el guapo de Gurabo” no ganó porque no contó con el apoyo económico del “MVP”.

Al igual que los partidos anteriores, el PRSC tuvo RD$374,189,333.33 que usó para no salir de la esfera mayoritaria. Obtuvo 266,451 votos para un promedio de 1,404 pesos cada uno. Desde el 1996 los reformistas no han llegado a las urnas con un candidato presidencial propio, consagrándose como la palanca predilecta para la victoria de los otros dos. Esto eleva con creces el precio de sus votos, aunque son cifras que no salen a escena.

Y si le sorprenden esos números, espere a ver lo que sucede con los partidos minoritarios. Hace cuatro años a la Alianza Por la Democracia (APD) se le otorgaron RD$19,398,982.77 y contó con el favor de 5,066 electores; cada voto les costó 3,829 pesos y solo sacaron el 0.11 % con Max Puig como candidato presidencial.

En otra esquina, la organización Dominicanos por el Cambio (DXC) obtuvo 9,343 electores y recibió RD$11,993,401.55 para un promedio de RD$1,284 cada votante; su candidato fue Eduardo Estrella y concitó el 0.21 % del universo votante. El Demócrata Popular (PDP) contó con RD$11,514,298.43 y sus sufragantes fueron 9,387 para un valor promedio de RD$1,227 con un 0.21 %, y Danilo Medina como candidato de la alianza.

En cuanto al Cívico Renovador (PCR) logró el favor de 26,989 electores con RD$10,999,428.93 de presupuesto otorgado por la JCE, por lo que cada voto costó RD$408 con Danilo como candidato. Lograron el 0.59 % pese a la influencia de su presidente Jorge Zorrilla Ozuna, quien meses después fue nombrado en el INESPRE.

“El soporte económico de los partidos, en los períodos electorales, es sustentado con dinero sucio, ya sea procedente del narcotráfico, de los juegos de azar, de empresas evasoras de impuestos, o de fondos dilapidados del Estado. Seamos celosos y vigilantes de nuestra democracia”, denunció la Conferencia del Episcopado en febrero pasado.

Los 13 aliados del presidente Danilo Medina en el 2012 contaron con RD$523,944,136.96 y aportaron un total de 613,491 votos para un precio promedio de RD$854. A Hipólito lo apoyaron cinco partidos que acumularon unos RD$60,157,955.06 y sumaron 218,868 electores para una media de RD$274.8 por voto.

El Partido Demócrata Institucional (PDI) manejó RD$10,945,086.22 y logró 11,710 votos que divididos dan unos RD$935 cada uno. Hipólito Mejía fue su candidato presidencial y lograron aportar el 0.26 % a la causa opositora. Sigue el de los Trabajadores Dominicanos (PTD) con RD$12,827,256.93 y obtuvieron 26,061 sufragios para una media de RD$492. Aportaron el 0.57 % a la causa de Medina y su bloque.

Alianza Social Demócrata (ASD) con RD$8,587,408,021.33 para las elecciones y sacó 19,019 votos que cada uno costó RD$451. Aportaron 0.42 % a la causa de Hipólito Mejía por la alianza. Por otro lado está el Partido Humanista Dominicano (PHD) que tuvo RD$12,346,074.78 en su cuenta y logró 34,378 votos para un precio de RD$359 cada uno. También se unieron a la causa perredeista con un 0.76 %.

En las pasadas elecciones el Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC) le otorgaron RD$17,605,673.17 que usó para lograr los 59,982 votos que aportaron el 1.32 % a la unión con el PLD. Cada voto costó RD$294. El Revolucionario Social Demócrata (PRSD) manejó RD$13,373,318.35 y obtuvo 61,734 votos para una media de RD$217 por sufragio. Sumaron el 1.36 % en favor de Hipólito.

La Fuerza Nacional Progresista (FNP), aliada al PLD, contó con RD$7,450,940.32 y sacó 33,170 votos que cada uno costó RDD$225 y aportaron 0.73 %. En el caso del Movimiento Democrático Alternativo (Moda) manejó RD$19,408,686.82 y logró la aceptación de 91,815 personas para un promedio de RD$211 cada uno y un aporte del 2.02 % a alianza con el PRD.

De todos los partidos minoritarios, Alianza País (AlPaís) fue quien presentó unos votos más económicos con RD$129 cada uno. La JCE le otorgó RD$8,018342.85 y en las urnas lograron el favor de 62,296 sufragios acumulando el 1.37 % con Guillermo Moreno al frente. Por esos resultados perdió la personería jurídica, aunque la recuperó tres años después.

La Red de Conocimientos Electorales, entidad internacional que analiza los procesos mundiales, revela que el promedio de costo por votante está entre 1 y 3 dólares en el mundo. Pone como ejemplo a Chile (US$1.2), Costa Rica (US$1.8) y Brasil (US$2.3) en América Latina; Benin (US$1.6), Botswana (US$2.7), Ghana (US$0.7), y Senegal (US$1.2) en África; India (US$1) y Pakistán (US$0.5) en Asia; y Australia (US$3.2).

La oferta, este año

Cuando se han realizado elecciones presidenciales, la abstención oscila entre el 25 y el 29 %; si se trata de contiendas congresuales y municipales, ese margen supera el 40 %. Como en este caso se unificaron los procesos, la media de inhibición pudiera alcanzar el 30 %. Las campañas mediáticas y la proliferación de cargos a elegir garantizan que ese número no llegue al 40 %, sobre todo por las alianzas partidarias y la inclusión de todos los sectores.

Si asumimos una abstención de 30 % y proyectamos a los 6,765,136 votantes disponibles, la cantidad alcanzaría las 4,735,596 electores participantes en los comicios. Como a los partidos se le distribuyeron RD$1,610,086,923 entonces cada voto saldría en unos RD$340. Hasta la fecha las encuestas favorecen a Danilo Medina con un promedio de 55 %, frente a un 30 % de Luis Abinader, principal candidato de la oposición.

Ese monto de RD$340 es 2.5 veces más elevado que la media presentada por la Red de Conocimientos Electorales de RD$135 por votante. En las pasadas elecciones presidenciales el único partido que estuvo por debajo de ese monto fue AlPaís, mientras en el otro extremo está la APD, cuyo costo por voto fue 28.3 veces mayor que el estándar internacional.

Al concluir el proceso, si el candidato del PLD obtiene el 55 % de los 4,735,596 votantes vaticinados por la abstención, eso arrojaría una media de 2,604,577 votos a su favor. Como el PLD recibió RD$429,356,512 para su campaña, cada voto pudiera costarle RD$164.8. De no ganar en primera vuelta, ese monto pudiera duplicarse para aumentar sus adeptos.

En el caso del Partido Revolucionario Moderno (PRM), con un 30 % alcanzaría 1,420,678 votos a favor. Como todavía es un partido minoritario –antes era la Alianza Social Dominicana (ASD)–, los fondos otorgados por la JCE están limitados al 0.42 % que obtuvo esa organización en las elecciones pasadas, por lo que cuenta con un aproximado de RD$10,000,000.

Sin embargo, como los modernos formalizaron una alianza con el Partido Reformista –aunque una parte roja se quedó en el oficialismo–, pudiera contar con los RD$429,356,512 que le dieron a los “coloraos” por ser todavía mayoritarios. Además, hay otras cuatro organizaciones que se suman. En síntesis, el PRM manejaría unos RD$500 millones que no son ni la mitad de los que tiene a su orden la “fábrica de presidentes” peledeistas.

En enero de 2015, la dirigente Milagros Ortiz Bosch se refirió a los pocos recursos con que cuenta su partido para la contienda electoral: “Esto nos obliga a trabajar volviendo casi a los principios en que lo debido para echar para adelante es el trabajo; esto no es una desgracia, es una oportunidad, y yo pienso que eso más que nada es una de las características nuevas que tenemos en estos momentos que usar los perremeístas”.

De antemano, la Junta advierte que todos los partidos tienen hasta el 15 de agosto de este año para presentar sus informes sobre sus ingresos y egresos antes, durante y después de llegar a las urnas. Esta medida se toma para que cada organización justifique el uso de sus recursos y se evite –o intente evitar– que se use dinero del lavado y el narcotráfico.

En términos cuantitativos se puede descifrar cuánto cuesta un voto en Dominicana, pero esa división estará muy limitada a los recursos que proporciona el Estado. Hay una jugosa cantidad privada que no sale en las auditorías, a veces en dólares... o en euros. Las pruebas de la compra de cédulas por RD$500 están a un clic, pero el costo real dependerá del valor que cada persona le otorgue a su derecho.

El mio no tiene precio, ¿y el suyo?

Ley Electoral: Si se pasa a una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados, el Estado proveerá adicionalmente el equivalente al 25 % de lo aportado ese año, a distribuirse entre los dos partidos, en partes iguales, a más tardar 10 días después de la proclamación correspondiente.

Concentración del poder = concentración del dinero

Como el PLD y el PRD van aliados -además de que el partido oficialista cuenta con una facción del PRSC- es la primera vez que una organización concentra tanto poder económico en unas elecciones, sobre todo porque su candidato es el mismo que ocupa la Presidencia. También están los 14 partidos minoritarios que se suman y muchos aportes privados. 

Más aliados, más dinero

Los 13 aliados del presidente Danilo Medina en el 2012 contaron con RD$523,944,136.96 y aportaron un total de 613,491 votos para un precio promedio de RD$854. A Hipólito lo apoyaron cinco partidos que acumularon unos RD$60,157,955.06 y sumaron 218,868 electores para una media de RD$274.8 por voto.