Cuatro mujeres han muerto en las últimas 24 horas a manos de sus exparejas en el país, informó hoy la Policía Nacional.

Los hechos ocurrieron en Santiago, Puerto Plata y el Distrito Nacional, en los cuales dos de los homicidas se suicidaron e igual número permanece prófugos.

Las víctimas son Soraida Mercedes Morel Jiménez, de 37 años; Macdielis Antonia Blanco Marte, de 25; Yeraldina Altagracia Gil Ramos, de 40; y Yasime Mersitha (alias Nancy), de 35 años, ésta última de nacionalidad haitiana.

Morel Jiménez fue degollada por su exconcubino Humberto Antonio Beato, de 43 años, quien luego de cometer el hecho se ahorcó en la vivienda de ambos, en la carretera que conduce de Licey Al Medio a la comunidad de Monte Adentro, en Santiago.

Según versiones de familiares y allegados, la mujer se había separado de su concubino, con el que procreó dos hijos, y se negaba a volver con él, debido a su adicción al alcohol.

En tanto que Blanco Marte murió en un centro de salud privado de Santiago a donde fue llevada con una herida de bala en la espalda y otra en el costado derecho que le causó su exconcubino Alfonso Manuel Valdez Vásquez, de 24 años, con una pistola que portaba, quien huyó luego de cometer el crimen.

Durante el incidente resultó herido de bala en el antebrazo izquierdo Fernando Antonio Valdez Vasquez, de 33 años, primo del homicida, quien compartía con la mujer en una terraza disco en la carretera que conduce de la comunidad de Don Pedro a Licey al Medio, en Santiago.

Mientras que Gil Ramos fue ultimada en el sector La Javilla, por su exconcubino Eddy Antonio Rodríguez Morales, de 40 años, quien le disparó a la cabeza con una pistola portaba y con la que posteriormente se suicidó.

Testigos del hecho narraron a las autoridades que Rodríguez Morales le pidió a su exconcubina que volvieran, pero que ella se negó, y que tras una discusión éste sacó la pistola, le disparó a la cabeza y después se suicidó.

Finalmente la Policía informó que el cadáver de Mersitha, de nacionalidad haitiana, fue hallado ayer en avanzado estado de descomposición en su vivienda de la calle Benito González a esquina José Martí, en Villa Francisca.

Como presunto autor de la muerte de la mujer la Policía persigue a un albañil haitiano de nombre Tony, quien huyó de la vivienda desde hace varios días y no se ha presentado a su trabajo en la Ciudad Colonial.