Personas con lágrimas en medio de los escombros, techos de zinc en el suelo y comunidades enteras sin tendido eléctrico, fue lo que dejó este miércoles el huracán “Matthew” en su paso por Cuba.

Con vientos de hasta 240 kilómetros e intensos aguaceros, este fenómeno atmosférico que hasta ayer en la tarde había pasado de categoría 4 a categoría 3, llegó por Punta Caleta, en la provincia Guantánamo.

La periodista Arelis Alba Cobas, en su cuenta de Twitter @labaracoesa compartió el estado en que “Matthew” dejó a su tierra natal, Baracoa. Aquí una de las fotografías difundidas por esta joven.