El coordinador de la lucha antiterrorista de la UE, Gilles de Kerchove, consideró que los autores de los ataques del martes en Bruselas son miembros de la misma célula yihadista que organizó los atentados de noviembre en París.

En una entrevista en la televisión pública belga RTBF, De Kerchove explicó que los rápidos avances de la investigación sugieren que los autores pertenecen al grupo de Salah Abdeslam, considerado el presunto cerebro del aparato logístico de los atentados de París del 13-N y detenido en Bruselas el pasado viernes.

En esta línea, el coordinador europeo de la lucha antiterrorista descartó que los autores del doble atentado de ayer, que mató a 31 personas y dejó heridas a otras 270, pertenezcan a un grupo paralelo fuera del radar de las fuerzas de seguridad.

Atentados “difíciles de prevenir”

Además, el experto concedió que es posible que se sigan produciendo nuevos atentados en territorio europeo porque “cuanta más presión se ejerce sobre el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak”, más tentados se sienten los yihadistas a perpetrar ataques contra los países que se involucran en su combate.

Y más en este momento, agregó De Kerchove, cuando el EI está “a la defensiva” en Irak y Siria ante el avance del ejército kurdo de los “peshmerga” y los bombardeos de la coalición internacional.

“Hemos de esperar, al menos, la planificación de ataques”, añadió el experto, que recalcó que Europa ha reducido su “vulnerabilidad” en los últimos tiempos y está deteniendo a sospechosos.

De Kerchove reconoció que “Bélgica es un país pequeño” y que “hace lo que puede” en materia de seguridad, aunque recalcó que es “extremadamente difícil de prevenir” un atentado de “personas dispuestas a morir” para matar a otras.

Los ataques de ayer martes tuvieron lugar en la terminal de salidas del aeropuerto internacional de Bruselas y en una estación de metro del centro de la capital belga muy próxima a la sede de las instituciones europeas.

La fiscalía federal belga avanzó que identificó a dos de los cuatro presuntos autores de los ataques, los hermanos Brahim y Jalid El Bakraui, que se suicidaron en el aeropuerto internacional de Zaventem y en la estación de metro de Maalbeek, respectivamente.