Fundada en 1495 por Bartolomé y su hermano, Cristóbal Colón, esta norteña ciudad, el primer Santiago de América, como orgullosamente la consideran sus habitantes, presenta grandes cúmulos de basura por donde quiera y muchas de sus avenidas y calles están deterioradas, lo que preocupa a diferentes sectores locales.

"No se explica como una ciudad como Santiago, la segunda del país y con más de un millón de personas y otras 400,000 que pernoctan desde diferentes pueblos y zonas, se encuentre en un estado de abandono de tal grado", declara a Efe Juan Marte, presidente de la Central Nacional de Trabajadores del Transporte (CNTT).

El sindicalista manifiesta que desde el próximo martes protagonizarán protestas, pidiendo mayor atención y que se reparen las calles de Santiago.

A este respecto, el alcalde de Santiago, Gilberto Serulle, en un encuentro que encabezó recientemente con representantes de medios locales, reconoció ciertas deficiencias en algunos servicios.

La actividad fue auspiciada por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), la alcaldía local y allí, el funcionario edilicio, responsabilizó al gobierno central de algunos problemas que presenta Santiago, como el caso del cúmulo de basura y otros males que son responsabilidad del Ayuntamiento.

Serulle expresó que el Gobierno, supuestamente, no cumple con la ley que asigna el 10 por ciento del Presupuesto Nacional para los Ayuntamientos.

El funcionario significó que el Gobierno Central, solo entrega un 2,5 por ciento del presupuesto.

El alcalde estimó que Santiago, tiene al menos un millón de habitantes y una población flotante de más 300,000 personas diarias.

Asimismo, indicó que produce cerca de 950 toneladas de basura al día, cerca de 27,000 toneladas al mes, lo que constituye un gasto de 30 millones de pesos mensuales para recogerla.

En ese sentido, indicó que en lo que corresponde a los desperdicios sólidos, la alcaldía hace un esfuerzo para mantener la ciudad limpia y que por esa razón, este municipio, tiene un nivel de casos de dengue más bajo del país.

De su lado, el presidente de la regional norte del Colegio Médico Dominicano (CMD), con asiento en Santiago, Manasé Peña, declara a Efe, que es importante iniciar operativos de emergencia para retirar los desperdicios sólidos de las calles.

El facultativo estima que la situación se agrava con las últimas lluvias y que pueden aumentar los casos de dengue y de otras enfermedades infecciosas.

Peña menciona la lestospira, que provoca la lestóspirosis, que es una enfermedad casi mortal que adquieren humanos por ingesta de alimentos infectados por la orina y las heces fecales de ratones.

En ese contexto, advierte que los médicos están muy preocupados con los cúmulos de basura que hay en calles, avenidas, sectores y barrios de Santiago.

De su lado, el regidor Domingo Ureña, representante del Partido de Acción Liberal (PAL) en el cabildo local, solicitó a los ministros de Salud Pública y Medio Ambiente y Recursos Naturales, intervenir la alcaldía de esta ciudad, ante la posibilidad de que se extienda el brote de dengue, como consecuencia del cúmulo de desperdicios en las vías públicas.

Ureña manifestó que en calles y avenidas se han acumulado en los últimos días cientos de toneladas de desechos sólidos, según él, producto de la ineficacia de las autoridades.

El concejal recomendó a los titulares de esos ministerios hacer con esta ciudad lo mismo que hicieron hace varias semanas en San Cristóbal, que fue intervenida y así lograron limpiar la ciudad de los desechos sólidos que se habían acumulado.

"Es urgente que aquí se haga algo similar, antes de que se produzca un brote de dengue que luego no sea controlado, porque la acumulación de basura en calles y avenidas se ha multiplicado", insistió el vocero del PAL en el concejo municipal de Santiago.

A su vez, el portavoz de la Coordinadora de Organizaciones Comunitarias y de Juntas de Vecinos de la zona Sur de Santiago, José Alberto Peña, estima a Efe que hay muchas quejas en los barrios y urbanizaciones por la falta de recogida de basura por parte del Ayuntamiento local.

Sin embargo, aclaró que en algunos sectores del sur de Santiago, hay una compañía de capital puertorriqueño responsable de retirar los desperdicios sólidos de las calles, que está cumpliendo con su función, aunque no como esperan los vecinos de la zona.