Luego de pronunciar su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, el presidente Danilo Medina asistió al tedeum oficiado en la Catedral Primada de América en honor a nuestros próceres y mártires de la Independencia Nacional.

Esta solemne misa de acción de gracia fue celebrada por monseñor Amancio Escapa, obispo de Santo Domingo. 

A la ceremonia religiosa asistieron ministros, miembros del cuerpo diplomático y consular acreditado en el país. 

Posteriormente, Medina depositó una ofrenda floral en el Altar de la Patria para honrar la memoria de los hombres y mujeres que dedicaron sus vidas a luchar por el ideal de la libertad, por la República Dominicana.

A su salida, el mandatario recibió los honores correspondientes a su investidura, incluida una salva de 21 cañonazos.

A las 5:00 de la tarde, el jefe de Estado se trasladará al malecón de la capital para presenciar el desfile militar en la avenida George Washington.