La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) tildó hoy de "extremadamente graves" las recientes declaraciones del ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, quien vinculó al Partido Revolucionario Moderno (PRM) a las protestas registradas en contra de los supuestos actos de corrupción en la Oficina Supervisora de Obras del Estado (Oisoe).

En un comunicado, la CNDH dijo que Fadul "está completamente desubicado y alejado del panorama social actual de la República Dominicana, ya que las protestas en contra de la Oisoe nacen de forma espontánea de la indignación generalizada de la ciudadanía frente a un escándalo de corrupción de enormes proporciones".

"Acusar públicamente un partido de oposición de estar detrás de una protesta cívica y pacífica en estos términos indica una grave retroceso respecto al estado social y democrático de derecho en nuestro país, ya que el derecho a la protesta es un derecho constitucional y el señalamiento de opositores es una práctica que llama a la memoria un pasado que el país creía superado", declaró el presidente de a CNDH, Manuel María Mercedes, en un comunicado.

Para Mercedes, lo que Fadul debería hacer es "activar su ministerio para que se agilicen las investigaciones alrededor del escándalo de la Oisoe y tranquilizar a la población".

Por último, llamó a las autoridades "a ser más responsables en el momento de rendir declaraciones a la prensa y a escuchas los reclamos de la ciudadanía a fines de contribuir a construir un clima de tranquilidad y paz social en vista también de las próximas elecciones". EFE