Es asunto de igualdad.  Eso de que los Reyes Magos sean siempre reyes y varones es de   tiempos ya pasados.

Ahora les toca el turno a las reinas magas.  Por eso en las cabalgatas de la celebración de los Reyes Magos en España, el Rey Baltasar ya no es Baltasar, es Baltasara. En una de las cabalgatas reales, una dominicana residente en España desde 1993 se ha convertido en Baltasara.

Dice la dominicana “¿Por qué no voy a poder ser yo rey mago? (¿no será reina maga?). Además soy negra, no me tienen ni que pintar”.  La dominicana es miembro (¿no será miembra?) del partido Podemos, de Pablo Iglesias.

En otra de las cabalgatas el Rey Gaspar se ha convertido en Gaspara y en otra la Baltasara era blanca y no cumplía con la negritud de la Baltasara dominicana. En Valencia las reinas magas son otra cosa. Se llaman Libertad, Igualdad y Fraternidad y por supuesto son del sexo femenino. Una cabalgata laica y republicana.

¿Multiculturalismo, feminismo, progresismo, igualitarismo, laicismo  y todos los demás ismos que les quiera agregar?

Parecería que el lenguaje y la puesta en práctica de lo políticamente correcto han llegado hasta la fantasía infantil. La invasión a la ilusión.

Mientras en España los políticos se ocupan de desmontar tradiciones, en otros lugares del mundo algunos se ocupan de temas más importantes e imprescindibles para la vida cotidiana de sus ciudadanos.

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton ha prometido investigar si el fenómeno OVNI es real y considerar que los extraterrestres puedan haber visitado ya la tierra. Dice la candidata: “Si, voy a llegar al fondo de todo esto”. ¿Quiénes serán los descendientes de los extraterrestres? ¿Acaso Donald Trump?

Las palmas se las lleva Vladimir Putin.

Vladimir ha resuelto las compras navideñas de los rusos: Un perfume, un libro y un calendario para el año 2016.  

Dice el creador del perfume “Leaders Number One” inspirado en Vladimir, “la colonia subraya claramente la identidad masculina: lujo, aroma omnipresente, impresionante, rico y natural, brillante y de Estado”,  el calendario con 12 imágenes del presidente para los meses del año acompañadas por una frase de Vladimir en cada imagen y el libro se titula Palabras que cambian el mundo con citas y discursos de Vladimir.  

Decía Einstein: “Hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana y no estoy tan seguro de lo primero”.