El papa Francisco concluyó hoy su primera visita a Cuba con una misa en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre en Santiago, desde donde partió al mediodía hacia Estados Unidos.

Durante una visita de cuatro días, el pontífice realizó un viaje cargado de simbolismo por su apoyo al acercamiento de las dos naciones.

El papa Francisco bendijo hoy a los santiagueros desde la terraza de su Catedral, ante una plaza abarrotada, donde agradeció la calidez que ha recibido del pueblo cubano durante su visita a la isla.

Francisco se despidió de Cuba y partió rumbo a Estados Unidos en un avión de Alitalia, donde fue recibido por el presidente Barack Obama en la base aérea de Andrews, Maryland (EE.UU.).