La mitad de los 37,800 afectados por las lluvias provocadas en el país por el huracán Matthew regresó a sus casas, informó hoy el Centro Operaciones de Emergencias (COE), que mantiene cinco provincias en alerta amarilla y ocho en verde.

De acuerdo con el COE, 18,904 personas permanecen desplazadas, de las que 1,039 están en albergues oficiales por las lluvias, que afectaron 2,398 casas.

El mismo informe indica que 44 comunidades siguen incomunicadas y tres puentes afectados por el fenómeno, que hoy cruzó el archipiélago de las Bahamas en dirección a Florida, tras afectar Haití, República Dominicana, Jamaica y Cuba.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) prevé una disminución significativa en las precipitaciones a partir de mañana, aunque se esperan algunos chubascos aislados en horas de la tarde, generados por los efectos locales de convección y orografía propios del terreno.

En tanto, para el sábado se espera un leve incremento de lluvias por una onda tropical.