El pasado 10 de enero, el candidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, retó a un debate a Danilo Medina, presidente de la República y actual aspirante al mismo cargo por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Esta propuesta aun no ha prosperado, a pesar de que otros candidatos, así como comunicadores y personalidades de distintos sectores se han sumado a la petición.

Restando solo un día para que esta propuesta arribara a un mes, Abinader volvió a retar al presidente Medina a un debate de cara a las elecciones del próximo 15 de mayo.

El aspirante del PRM insistió en su llamado porque, según argumentó, el país quiere escuchar propuestas, que se le diga cuál es la realidad, qué se prometió y qué no se prometió.

Abinader subrayó la necesidad de debatir la problemática local de manera “respetuosa”, pero con “transparencia”, por lo que enfatizó su petición de ir a un debate, “para que el país pueda escuchar las propuestas de cada quien”.

El candidato opositor volvió a hacer público su deseo de enfrentarse cara a cara con Medina mientras participaba en un encuentro con la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), convocado para que el aspirante presente sus propuestas para el sector industrial.

AIRD también lo pide

Durante la reunión, la directiva de la AIRD también se pronunció a favor de los debates electorales, para que los votantes conozcan las propuestas de los candidatos.

Marisol Vicens, una de las representantes de la AIRD, lamentó el hecho de que República Dominicana sea el único país de América Latina en el que no se realicen estos encuentros políticos, e indicó que no es necesario que exista una ley para su realización.

PRSC respalda la petición

El diputado y presidente en funciones del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Víctor Bisonó, también se mostró de acuerdo con la iniciativa de celebrar debates electorales de cara a los comicios del próximo mes de mayo, tal y como plantearan la Junta Central Electoral, la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE) y otros candidatos.

Bisonó asegura que desde su formación “estamos en un 100% de acuerdo con realizar debates electorales, pues se trata de un escenario ideal para que todos los candidatos en todos los niveles, desde el municipal hasta el presidencial, hagan sus propuestas al electorado y al país en general”.

Para el líder político, esta actividad permite igualdad de condiciones para que los candidatos comparen ideas y visiones con sus oponentes, y dan a la población la oportunidad de votar “en base a propuestas y no a descalificaciones o ruidos innecesarios”.

Entiende que la campaña no puede ser solo de caravanas y actos proselitistas, sino que debe ser sobre ideas, visiones y propuestas de políticas públicas, “donde desde el más humilde elector pueda saber qué espera de los candidatos, cómo reacciona, qué le preocupa y qué está dispuesto a hacer por su gente y el país”.

“Esta discusión sobre un posible debate electoral también pone sobre el tapete la necesidad de una ley de partidos políticos, pactada en 1996, y que aún hoy, en el 2016, no ha sido aprobada, lo que demuestra que la clase política dominante no ha querido asumir su responsabilidad”, subraya.

“Es hora de que por fin tengamos una campaña seria, de ideas y una discusión de altura, con leyes que se aprueben y funcionen y le den un futuro institucional para la República Dominicana, tal cual lo dictamina la Constitución y la Estrategia Nacional de Desarrollo. Los debates deben ser una realidad en este país”, agrega Bisonó.

“Debate congresual”

La propuesta de debate no solo se ha puesto de moda al nivel de los dos bloques favoritos a la presidencia, sino que varios candidatos también ven este recurso como una buena herramienta en el ámbito congresional.Así lo explicaron a Metro Pelgrín Castillo, de la Fuerza Nacional Progresista (FNP) y  Minou Tavárez, del partido Alianza por la Democracia (APD).

La candidata a diputada de la Alianza Electoral por el Cambio Democrático por la circunscripción uno del Distrito Nacional, Guadalupe Valdez, invitó a los demás candidatos a esa curul a someterse a un debate público sobre las propuestas que se tienen, de cara al papel que deben jugar los legisladores en ambas cámaras del Congreso.

“La importancia del debate está en que en la medida en que se hace de manera pública, en que los ciudadanos y las ciudadanas tienen la posibilidad de escuchar lo que proponen los candidatos, pueden elegir por quién votarán el próximo 15 de mayo,” afirmó Guadalupe Valdez.

Indicó que ya existe espacio en los medios de comunicación, académicos, culturales y empresariales con experiencia en las realizaciones de debates, como lo es el caso de la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), en el año 1998, 2002 y 2006, y de nuevo este año electoral se ha puesto la tarea de organizar debates en los diferentes niveles que se darán en estas elecciones, a celebrarse en mayo próximo.  

Valdez entiende que hasta hoy las campañas electorales en República Dominicana se basan en caravanas; “que lo que hacen es contaminar el ambiente y que no tienen una relación directa con la ciudadanía”, además del clientelismo al que los partidos conservadores tienen acostumbrado al país.

Explica, en consonancia con Abinader y Bisonó, que la realización de debates viene a inyectar a la actividad política mayor contenido.