Decenas de mujeres, muchas acompañadas de sus parejas, hijos, padres, hermanos y otros parientes, marcharon por las calles de Santiago, con motivo de la conmemoración hoy del Día Internacional de la No violencia contra la Mujer.

Los manifestantes recorrieron calles como la 30 de Marzo y el Sol en el centro histórico con pancartas y leyendas en las que se podía leer: "No más muertes, el que ama no mata".

La portavoz de la Coordinadora de Mujeres del Cibao, Yolanda Santana, dijo que es preocupante los asesinatos de mujeres que ocurren en el país, principalmente en esta provincia.

En ese contexto, expresó que hace falta políticas claras para detener la violencia de género y sobre todo los crímenes en contra de indefensas mujeres.

La dirigente feminista manifestó que en muchos casos los homicidas terminan suicidándose, lo que agrava aún más los niveles de violencia.

Agentes de la Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet) y de la Policía Nacional a pie y en unidades motorizadas acompañaron en el recorrido a las manifestantes, pero se limitaron a evitar que el tráfico de vehículos se viera afectado por la marcha.

La ministra de la Mujer, Alejandrina Germán, al presidir en Santiago la campaña "Movilización social, Unete ahora para evitar los Feminicidios", declaró que urge cambiar la cultura machista imperante en República Dominicana y otros países del mundo, sobre todo de América Latina, por otra de igualdad.

Por igual la funcionaria estimó que la promoción que se le da a los hechos de violencia contra la mujer en los medios de comunicación, motivan acciones violentas.

Como ejemplo observó que cuando los medios de comunicación informan de que en lo que va de año 167 mujeres han sido asesinadas por sus actuales y ex parejas, el agresor recurre a la amenaza y al chantaje y amedrentan a su pareja advirtiéndole que ella puede ser la número 168.

Por su parte, la procuradora adjunta para Asuntos de la Mujer del país, Roxanna Reyes, dijo hoy al espacio televisivo "Enfoque Matinal" que a través de la educación "hay que cambiar la cultura patriarcal y machista" existente aún entre algunos sectores de la población.

En este sentido, advirtió que la dependencia económica agrava la situación en la que se pueden encontrar algunas mujeres víctimas de la violencia machista