El 21 de marzo, hace una década, fue fundado el servicio en línea de micro-blogging Twitter. Un mes más tarde, el 15 de julio, el sitio web se puso en marcha. Twitter ha evolucionado de una plataforma de tipo SMS de 140 caracteres a un servicio global de medios sociales, que ofrece imágenes incrustadas, vídeo y transmisiones en vivo. Se ha convertido en el lugar “a ir “ para los más de 1.3 billones de usuarios registrados que comparten sus experiencias con el mundo. 

Mientras que la mayoría de las plataformas sociales juegan con una conexión tópica o del mundo real, Twitter se convirtió en quizás al única que promovió conexiones entre personas que sólo están vaga y superficialmente relacionadas.

“Con el tiempo esto ha convertido a la plataforma en el equivalente de un puesto de revistas de noticias donde la gente puede navegar sin realmente mirar, o importarle de dónde viene realmente el contenido y, sin embargo, obtener una perspectiva de lo que es relevante y el top-of-mind de cualquier tema”, explica David F. Giannetto, autor de “Big Social Mobile”.

Además de proporcionar la oportunidad de compartir la información con los seguidores, Twitter juega un papel muy importante en muchas cosas: desde ayudar a organizar los movimientos sociales como #BlackLivesMatter a la gestión de la comunicación durante los desastres naturales como terremotos y tornados.

“Twitter también tiene un papel cada vez más importante en la política mundial”, dice Dhiraj Murthy, lector de sociología en la Universidad de Londres y autor de “Twitter: Comunicación Social en la Edad Twitter”.

“Si nos fijamos en la cobertura de las primarias presidenciales de Estados Unidos, por ejemplo, se invoca con regularidad. Desde los tweets de los usuarios de todos los días y las tendencias de los hashtags a las imágenes que circulan en la plataforma, el micro-blogging juega un papel en la difusión de mensajes no sólo políticos, sino también en medir la opinión pública sobre los problemas, los candidatos o las metidas de pata”.

Sin embargo, a pesar de que el servicio aparentemente es tan valioso para nuestra sociedad, informes recientes confirman que Twitter ha perdido más de $2 mil millones desde el día en que se puso en marcha y puede que nunca sea rentable. De hecho, en marzo, la empresa declaró que sus costos operativos seguirán aumentando en el futuro previsible.

“Teniendo en cuenta que Twitter debe continuar aumentando su comunidad, el contenido o el comercio para sobrevivir, tiene pocas opciones”, dice Giannetto. “Yo sugeriría que la empresa reconsidere su papel como una única plataforma de consumidor a consumidor, y cambie a la plataforma de elección para que los consumidores sociales puedan interactuar con las empresas durante las actividades de servicios.

Pero el resultado más probable sería la compra por parte de alguna otra empresa más grande que sienta que pueda redondear su propia plataforma mediante la integración de la comunicación similar a la de Twitter”.

Y agrega: “Por mucho que me encantaría que Twitter siguiera siendo relevante durante 10 años más, es una batalla cuesta arriba. También podría perder fácilmente su favor social y desaparecer de la cultura popular”.

En cualquier caso, esta plataforma permanecerá con nosotros durante al menos varios años. Los expertos predicen que en el futuro, sin duda, se va a desarrollar e incorporar más características para el placer del usuario.

“Es probable que intente un intercambio de video e imagen más fluida y la experiencia de transmisión en vivo. También es posible que el servicio desarrolle su servicio de análisis de datos como Amazon”, concluyó Murthy.

En números

320m de personas usan Twitter.

100m de personas utilizan activamente el servicio todos los días.

208 seguidores tiene un usuario medio de Twitter.

83% de los líderes mundiales usan Twitter.