La Defensora del Pueblo, Zoila Martínez Guante, sugirió a la Procuraduría General de la República y la Dirección de Prisiones aunar esfuerzos con otras entidades públicas y descentralizadas para lograr la construcción de un recinto carcelario que aloje a los reclusos de la cárcel de tránsito de San Luis, en el municipio Santo Domingo Este, que considera sobreviven  en condiciones infrahumanas.   

“Más que necesario es urgente la construcción de una cárcel donde el reo, ya condenado, pueda cumplir la pena que se le imponga por sentencia”, consideró.

La Defensora del Pueblo hizo el planteamiento al procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez; al director de Prisiones, Tomás Holguín La Paz, y a la fiscal de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llavería, mediante sendas comunicaciones.

Planteó que las autoridades del  Ministerio Público y de Prisiones deben abocarse en lo inmediato a concientizar al alcalde del municipio Santo Domingo Este, Alfredo Martínez,  y a los titulares del Consejo Estatal del Azúcar  y del Consejo Nacional Drogas, para conseguir los terrenos para que se levante la nueva cárcel.  

Señaló que el recinto de San Luis, a donde llevan los reos que están pendientes de conocer medida de coerción, es un oprobio, bochorno y abuso a la dignidad humana.  

Sostuvo que nadie puede imaginar que en República Dominicana exista un lugar como ese, donde habitan seres humanos.

“Le puedo asegurar, magistrado Alain Rodríguez, que todo tipo de enfermedades están alojadas en dicho recinto”, expuso la Defensora del Pueblo en la carta que le envió al procurador general de la República.
También propuso coordinar con Los Comedores Económicos para que provean el almuerzo y el agua a los reclusos de ese recinto y a los policías encargados de resguardar dicha cárcel.   

Recordó que en octubre del 2013 logró que se firmara un acuerdo entre la procuradora fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, y la administración de los Comedores Económicos, en la gestión de Ramón Rodríguez Flores, para que se enviase raciones de comida a la cárcel de tránsito de Ciudad Nueva.