La Asociación para el Fomento de las Energías Renovables (Asofer) denunció que la Comisión Nacional de Energía (CNE) busca eliminar los incentivos para los proyectos de generación limpia, sin que hasta el momento le hayan notificado las razones para tomar dicha decisión.

Karina Chez, directora ejecutiva de Asofer, explicó a Metro que, además de eliminar los incentivos, el CNE plantea una propuesta de modificación del Reglamento de Medición Neta, el cual consiste en inyectar al sistema la cantidad sobrante de energía solar de un usuario, para luego compensarlo devolviéndosela en un horario nocturno, (compra-venta de energía); con estas modificaciones, se limitaría el tamaño del panel de energía solar que una empresa o negocio puede instalar, explicó la entidad denunciante.

Además la CNE propone cobrar un peaje por la conexión a la red, con un monto indeterminado.

Según la representante de la asociación, la CNE también intenta reducir el valor de la energía que el generador particular entrega a la distribuidora, “con lo que minimiza los beneficios”.

Esto implica que un usuario vende su excedente de energía generada en el día a un precio menor al que pagará cuando tenga que comprar para consumir en horas nocturnas.

Sobre este aspecto, el director ejecutivo de la CNE, Juan Rodríguez Nina, confirmó que existe una propuesta para modificar el precio de compra y venta de energía. “Entiéndase, si usted me vende a mí energía, yo se la tengo que comprar a un precio de compra, no al precio de venta de una distribuidora, punto”, declaró Nina.

“Las distribuidoras estarán obligadas a comprarle a usted su energía al precio que compran las distribuidoras, no al precio que le vende a usted la distribuidora, eso es una regla elemental de cualquier negocio comercial”, argumentó el funcionario.

Limitantes a la iniciativa

Karina Chez también denunció la prohibición de que una empresa o familia pueda producir energía en un techo propio, en una localidad diferente a la del consumo, en caso de no tener techo en el punto de consumo.

Indicó que se plantea de forma explícita la imposibilidad de realizar medición neta si el sistema de generación renovable del cliente no está en el mismo lugar donde se realiza el consumo. “Hasta ahora ninguna normativa, de forma explícita, impide dicha posibilidad. Entendemos que esta medida es un freno al desarrollo de las energías renovables en el ámbito del autoconsumo”, insistió Chez.

Además, denunció la violación de los derechos adquiridos de los actuales usuarios de los sistemas renovables, “con un período de gracia indeterminado”.

Raúl Aguayo, directivo de Asofer, aseguró que la modificación que pretende hacer el CNE también incluye un límite en la instalación de paneles solares, lo que según dijo, implica una violación al concepto de la irretroactividad de la ley, debido a que muchas empresas y usuarios tendrán que desmontar una parte de los paneles que les permitían tener.

Chez y Aguayo explicaron que tanto para clientes residenciales como para empresariales se pretende limitar la potencia del sistema renovable a la potencia máxima de demanda registrada por el cliente en los 12 meses anteriores.

Destacaron que con el reglamento vigente, el límite está marcado por el consumo anual de los clientes y la superficie de techos disponibles. “Estos límites planteados adicionales provocarían por cientos mucho menores de ahorro para los usuarios”.

“Desde Asofer entendemos que esta propuesta no es acertada, ya que los sistemas renovables sólo trabajan pocas horas durante el día y deben producir en esos períodos de tiempo la energía que necesitarán los clientes durante todo el día (las 24 horas)”, indicó Chez.

CNE responde

El director ejecutivo de la CNE manifestó a Metro que la Ley 57-07, de incentivos de energías renovables, no se está modificando, sino que lo que se ha planteado es un borrador de propuesta de modificación del Reglamento de Medición Neta.

“Lo único que se está proponiendo hacer es una revisión al Reglamento de Medición Neta, para lo cual se ha enviado una comunicación a todos aquellos usuarios que inciden en la asociación de industrias de energía, a fin de recabar las opiniones, comentarios, observaciones y recomendaciones con respecto a la propuesta de modificación”, enfatizó el representante de la CNE.

Dijo que la Ley 57-07 no se puede tocar porque eso significaría llevarla al Congreso.

Rodríguez Nina refutó las declaraciones de Asofer, asegurando que “bajo ningún derecho se pretende lesionar los derechos adquiridos, ni de empresas ni de usuario”.

“La ley es muy clara. La ley no puede ser nunca retroactiva, aunque que yo lo quiera, aunque lo quiera el abogado o quien sea; nunca puede ser retroactiva, por lo tanto, el que hable de retroactividad de una ley sabe muy bien que eso es inconstitucional, por lo tanto, yo creo que la mentira no da muchos pasos”, indicó Rodríguez Nina.

Modificación

Rodríguez Nina aseguró que la propuesta de modificación surge, precisamente, de las inquietudes de las asociaciones de energía renovables porque había distribuidoras que interpretaban el reglamento de una manera y otras de otra forma.

Dijo que se ha elaborado una propuesta consensuada entre todos para evitar que haya “vacío regulatorio”, o malas interpretaciones de una o varias partes.

Límite de potencia

En relación con la denuncia sobre la cantidad de paneles que se pueden instalar, el director de la CNE aseguró que la propuesta de modificación parte de un criterio técnico que es el espíritu mismo del Reglamento de Medición Neta, “todo el preámbulo que dice el reglamento no es para favorecer a un generador, sino que es para autoconsumo”, resaltó.

Dijo que tanto la producción como la inyección de energía no se modifican en lo absoluto, eso no se toca; lo que sí se le pone es un límite a la potencia.

“Si en tu techo lo que puedes instalar son 10 kilos y tu consumo es de 30, no puedes, bajo ningún criterio, instalar en otro lado para abastecerte, porque entonces hay que pagar un peaje de distribución”, ejemplificó Rodríguez Nina.

Asofer entiende que esta medida haría que disminuya drásticamente la rentabilidad de los proyectos y en consecuencia la inversión en instalaciones renovables de autoconsumo de familias, industrias y comercios.

Planteamientos de Asofer

Los representantes de la Asociación para el Fomento de las Energías Renovables indicaron que están en contra de la propuesta de modificación del reglamento debido a que el autoconsumo debe potenciarse, no obstaculizarlo, debido a que “el autoconsumo energético basado en fuentes renovables es la forma más equitativa de que todos podamos beneficiarnos directamente de las bondades de las energías renovables”.

Además entienden que constituye una falta de respeto al país pretender aprobar la propuesta fuera del ámbito del Pacto Eléctrico. “Es un atropello a un proceso nacional”, indicó Chez.

Destacaron que con esa propuesta se está dañando la competitividad y el desarrollo sostenible del sector industrial, turístico, agropecuario y comercial.

Los representantes de asociación manifestaron que “estamos muy lejos de lograr las metas en materia de desarrollo de las energías renovables 25% de la matriz de generación nacional renovable en 2025- que en términos de energía servida al sistema estamos en torno al 3%, cuando deberíamos haber alcanzado ya el 10%”.