La comunidad de Boca Chica se encuentra sin agua potable desde el martes tras los fuertes aguaceros y ráfagas de vientos atraídos por el paso del huracán Matthew que dejaron todos los pozos anegados y derribaron el tendido eléctrico, en los sistemas de producción del líquido, según informó la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de ese municipio (Coraabo).

El director de Coraabo, Fermín Brito, explicó que a pesar de las previsiones tomadas, la naturaleza se impuso y hay que esperar que las aguas bajen y se pongan a nivel para poder penetrar hasta los pozos y las subestaciones eléctricas.

Con las lluvias se desbordaron los ríos Brujuela, Sabana Tosa y Caganche, inundando más de 45 kilómetros a lo largo de los acueductos, lo que ha ocasionado que este municipio y sus zonas aledañas estén sin servicios de agua hacen dos días.

Brigadas de La Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Boca Chica, Coraabo, así como de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) y la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), se encuentran trabajando para restablecer el servicio.

En la mañana de este miércoles las brigadas trabajaban en los pozos desde el número 1 al 3 del sistema de la Catalina para restablecer el servicio de agua potable del Aeropuerto Internacional de Las Américas y la Zona Franca, que se encontraban sin agua desde hacia unas 24 horas.

También, se está suministrando agua a capacidad de 50 % a la zona turística de Boca Chica, principalmente a los hoteles que son prioridad ya que sus administradores reclamaban por la falta del líquido.

Los sistemas afectados son Brujuela Casuí, La Joyita y La Catalina, que en su conjunto aporta el 100 % del agua potable a todo el municipio de Boca Chica y sus zonas aledañas.

El funcionario ordenó llevar agua a través de camiones cisternas y fueron suministrados 250.000 galones de agua en distintos barrios de Boca Chica, Andrés Sur y Norte, así como en La Caleta, El Valiente, La 22 y La Ureña.