A partir del próximo 29 de octubre, los extranjeros que busquen obtener la nacionalidad española deberán contestar 25 preguntas sobre conocimientos constitucionales y socioculturales, además del de dominio del idioma.
 
Este cuestionario es una novedad que evita el carácter discrecional de las preguntas que se realizaban en los registros civiles y facilita mucho el trámite.
 
Fue diseñado por el Instituto Cervantes y se organiza en cinco 'tareas' que el solicitante debe completar en 45 minutos.
 
Para aprobarlo se necesita al menos un 60% de las respuestas correctas, es decir, 15, entre las cuales habrá algunas como ¿Cómo se llama el informativo de la televisión pública española? ¿Qué es un jefe de Estado? ¿Qué es lo que más exporta España? o ¿El clima de Canarias se denomina...?.
 
La primera prueba se realizará el 29 de octubre a los inscritos del 1 al 15 del mismo mes, y en 2015 sólo habrá otra el 26 de noviembre. 
 
Para los interesados en presentar la prueba, el Instituto Cervantes puso a disposición un manual con 300 preguntas que se pueden descargar en su página web