De acuerdo con un informe de la Universidad de la Organización de las Naciones Unidas, el mundo está arrojando al escusado grandes cantidades de energía renovable.

Según el documento, los desechos humanos son una potencial fuente de energía que podría ser utilizada para alumbrar a más de 138 mil hogares en países como Indonesia, Brasil y Etiopía.

Los datos del informe titulado “Vast Energy Value in Human Waste” explican que el biogas obtenido a partir de los desechos humanos, en un proceso controlado y con nuevas tecnologías tienen un gran potencial como fuente de energía.

La ONU estima que si este proceso se llevara acabo el biogas obtenido tendría un valor de nueve mil 500 dólares.

Además de que los residuos producirían cerca de dos millones de toneladas de combustibles con el que se podría sustituir el carbón y frenar la tala de árboles.