El Departamento de Investigaciones y Crímenes de Alta Tecnología (Dicat) desmanteló una banda cuyos integrantes se dedicaban a defraudar entidades financieras con elevadas sumas de dinero, usando equipos de alta tecnología, usurpando identidades y falsificando documentos.

Un informe preliminar de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim), revela que los detenidos son los hermanos Ángelo Martín Montaño y Eddy Francisco Soto Montaño; y Fiordaliza Núñez Del Rosario (alias Fior), esposa del último, quienes están acusados de sustraer varios millones de pesos.

Los tres fueron apresados mediante órdenes de arresto por oficiales del Dicat, con la colaboración de oficiales de la Dirección Central de Inteligencia Delictiva (Dintel), informó hoy la policía.

Angelo Martín Montaño fue detenido durante un allanamiento en su vivienda en la calle 34 de Villas Agrícolas (Distrito Nacional) mientras que su hermano Eddy Francisco Soto Montaño y su esposa, lo fueron en la calle 28 de Altos del Paraíso, en Villa Mella.

El informe agrega que Ángelo Martín Montaño usurpó las identidades de seis personas con las cuales realizó consumos y retiro dinero de entidades financieras por más de 740,000 pesos.

En tanto que su hermano Eddy Francisco Soto Montaño usurpó la identidad de una persona fallecida, con la cual hizo compras por más de 309,000 pesos, además de que compras fraudulentas por internet con tarjetas de crédito solicitadas por su hermano con identidades de otras personas.

Por su parte, Fiordaliza Núñez del Rosario está acusada de usar una tarjeta de crédito solicitada por su cuñado Ángelo Martín Montaño con una identidad robada, para realizar pagos de servicios de telecomunicaciones por un monto superior a los 103,000 pesos.

Durante las requisas la policía ocupó a los detenidos distintos equipos electrónicos, varios teléfonos celulares, 12 sellos gomígrafos serigrafiados, a nombre de distintas instituciones nacionales e internacionales, y múltiples artículos comprados con el dinero obtenido fraudulentamente.

Los detenidos y los objetos ocupados se encuentran bajo control del Ministerio Público.