Ayer la playa de Güibia, en Santo Domingo, vio el inicio de la temporada de desove de tortugas Carey.  Alrededor de las 10:27 de la mañana una madre sorprendió a expertos y autoridades, desovando 89 huevos a plena luz del día.

La información la dio a conocer este jueves el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, que explicó que el caso constituye un hecho poco visto en los últimos años, ya que el momento natural y tradicional de desove de este tipo de especie marina en playas dominicanas es la noche.

Resalta que los 89 huevos corresponden al primer nido de la especie  carey, cuyo nombre científico es Eretmochelys imbricata, que se reporta en la temporada 2016 en Güibia.

Los huevos permanecen protegidos las 24 horas por miembros del Servicio Nacional de Protección Ambiental (Senpa), quienes desde septiembre cuidan los huevos que dejó Güiby en la misma playa.

Actualmente, en playa Güibia anidan dos de las cuatro especies de tortugas marinas reportadas para la República Dominicana.  Esta playa es un claro ejemplo de la importancia de la vigilancia y el seguimiento a la anidación para garantizar la perpetuidad de la especie, observa el ministerio.

Las tortugas marinas están amenazadas por reducción de las playas de anidación debido a la construcción de infraestructuras fijas, la presencia de desechos sólidos y otros daños ambientales.