El Despacho de la Primera Dama informó de que inició un ciclo de charlas dirigido a embarazadas, en apoyo a las iniciativas del gobierno para prevenir la propagación del dengue, la chikunguña y el zika, enfermedades transmitidas por el mosquito "Aedes aegypti".

El objetivo de las charlas, que se realiza a través del programa 'Por Un Comienzo Positivo', es lograr que las embarazadas "contribuyan a prevenir los criaderos de mosquitos en sus entornos y se conviertan en multiplicadoras entre sus familiares y en sus comunidades, sobre la forma de evitar la propagación del Aedes aegypti, transmisor de estas enfermedades", precisó la oficina de la primera dama, Cándida Montilla.

La coordinadora de la iniciativa 'Por Un Comienzo Positivo', Mary Concepción, señaló que las embarazadas son más vulnerables a estas enfermedades "por las secuelas que puede causarle al bebé el padecimiento de una de estas enfermedades, sobretodo, el zika, ya que sus síntomas son casi imperceptibles".

"Es por esto que, adicional a las charlas que diariamente impartimos a las embarazadas, a partir de ahora, los primeros 15 minutos siempre estaremos ofreciendo las orientaciones para evitar la propagación de estas enfermedades en las embarazadas".

La ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, aseguró el pasado lunes que se debería incluir, en el protocolo oficial de prevención del virus del zika, la recomendación de evitar los embarazos mientras exista riesgo o circule la enfermedad por el territorio nacional.

La titular de salud explicó, durante un encuentro con directivos del Colegio Médico Dominicano, que en países como Brasil se está tomando este tipo de medidas y que no descarta aplicarla en República Dominicana.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus podría incrementar la posibilidad de microcefalia, así como el síndrome de Guillain Barré y otras manifestaciones autoinmunes, y que se han identificado otros trastornos como auditivos, visuales y hasta muerte fetal.

Además, el tratamiento de una patología como esta en una mujer embarazada es diferente al que se le puede aplicar a una que no se encuentra en estado de gestación, ya que la que está encinta no puede usar cualquier medicamento por el peligro de dañar al feto.

Los síntomas del zika son fiebre, erupción en la piel, dolor en las articulaciones, malestar general y conjuntivitis.