El número de desplazados en el país a causa de las fuertes lluvias subió a 20.429, ya son 131 las comunidades que permanecen incomunicadas, y hay 17 provincias en alerta, informó el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) en su último informe de situación.

De los desplazados, 20,135 se encuentran alojados en casas de familiares o amigos, mientras que 294 personas están pernoctando en tres albergues.

Las viviendas anegadas son 4,027; 62 están parcialmente afectadas y otras 50 resultaron destruidas por completo; también hay tres carretera y dos puentes dañados como consecuencia de las persistentes precipitaciones.

La vaguada frontal continúa sobre el país orientada de norte a sur manteniendo la masa de aire que nos cubre húmeda e inestable, esta vaguada seguirá generando bastante nubosidad y provocando aguaceros acompañados de tormentas eléctricas y ráfagas aisladas.

Debido a posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra, el COE mantiene en alerta roja las provincias de Puerto Plata, Espaillat, La Vega, María Trinidad Sánchez, Santiago, Duarte, Samaná y Sánchez Ramírez.

En alerta amarilla están Santiago Rodríguez, Duarte, Monseñor Nouel y Valverde, mientras que permanecen en nivel verde Sánchez Ramírez, Hato Mayor, San Pedro de Macorís, Hermanas Mirabal, Samaná y El Seibo.

El presidente de la República, Danilo Medina, emitió hoy dos decretos que extienden de cuatro a ocho las provincias incluidas en la declaración de emergencia establecida ayer para Puerto Plata, La Vega, Espaillat y María Trinidad Sánchez, para incluir también las de Santiago, Duarte, Samaná, y Sánchez Ramírez.

Los desbordamientos de ríos son la principal causa de las incidencias que se están produciendo en las zonas afectadas, circunstancia que ha causado la intervención del Ejército y la Armada para rescatar a 13 personas que quedaron atrapadas en la comunidad Los Naranjos, en Nagua, en el noreste del país.