Transcurridos ocho días desde la celebración de las elecciones generales aún no concluyó el conteo de votos en ningún nivel, siendo el presidencial el que va más avanzado con el 1.33 por ciento pendiente de escrutar, y donde el cómputo realizado da el 61.79 por ciento de los sufragios al presidente Danilo Medina.

La Junta Central Electoral (JCE) publicó esta tarde el boletín 12 correspondiente a los comicios que, con el 98.67 por ciento de votos computados, otorga 2,827,650 sufragios para el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En segundo lugar quedó Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y Aliados con 1,599,929 votos, equivalentes al 34.96 por ciento de los sufragios.

Tras Medina y Abinader se ubica, pero a una gran distancia, Guillermo Moreno, de Alianza País (AlPaís), quien logró el apoyo de 83,257 ciudadanos, el 1.82 del total escrutado.

A este sigue el Partido Quisqueyano Social Demócrata (PQDC), y su candidato Elías Wessin Chávez, con 20,156 votos que suman el 0.44 por ciento.

Pelegrín Castillo, de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), consiguió 16,155 sufragios, es decir 0.35 por ciento, mientras que Minou Tavárez Mirabal, candidata presidencial de Alianza por la Democracia (APD), suma 15,754 votos, equivalentes al 0.34 por ciento del total.

En tanto, Hatuey De Camps, del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), fue favorecido con 8,055 votos, el 0.18 por ciento y, en último lugar figura la candidata del Partido de Unidad Nacional (PUN), Soraya Aquino, con 5,294 votos, lo que representa el 0.12 por ciento.

En cuanto al nivel municipal, hasta ahora se han escrutado el 95.42 por ciento de los votos, mientras que en el nivel congresual el cómputo desciende hasta el 89.20 por ciento de los sufragios.

El retraso en la entrega de resultados está crispando el ambiente en el país, especialmente en el entorno de muchas Juntas Municipales que han sido militarizadas para contener los actos violentos que se están registrando y donde miembros de la oposición y sus simpatizantes se manifiestan para denunciar irregularidades en el proceso electoral.