El exministro de las Fuerzas Armadas (Defensa) Rafael Peña Antonio y otras tres personas quedaron anoche detenidas para investigación por supuestamente haber participado en una red que recibió y canalizó sobornos para favorecer a la empresa brasileña Embraer con la compra de los ocho aviones Super Tucanos, destinados a la persecución del narcotráfico, en 2008.

En relación con este caso, informó la encargada de comunicaciones de la Procuraduría General de la República, Tessie Sánchez, a través de su cuenta en la red oficial Twitter, se ha pedido y obtenido orden de arresto contra el mayor general retirado Peña Antonio (2008-2010). Luego de la orden de arresto, el exfuncionario se presentó ante las autoridades.

La Procuraduría Especializada de la Corrupción Administrativa (PEPCA), también obtuvo orden de captura contra el coronel de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD), Carlos Ramón Piccini, entregado luego por la comandancia de ese cuerpo.

Los otros apresados, detenidos en la cárcel del Palacio de Justicia, son los empresarios Daniel Aquino Hernández y Daniel Aquino Méndez, padre e hijo.

Laura Guerrero, directora del PEPCA, especificó que investiga a los detenidos por la supuesta recepción del soborno de US$3.5 millones de parte de Embraer y su canalización al Congreso, para lo que alegadamente utilizaron las empresas de los Aquino.

En principio, Peña Antonio y Piccini se opusieron a la detención y enviaron una comunicación al PEPCA informando que no se presentarían ante el Ministerio Público debido a su condición de militares, contó Guerrero.