Las autoridades estadounidenses confirmaron la detención de un sospechoso que estaba siendo buscado por la policía y el FBI por su posible vinculación con la explosión de varios artefactos en Nueva York y Nueva Jersey.

Se trata de Ahmad Khan Rahami, un hombre de 28 años de origen afgano y con pasaporte estadounidense, que fue detenido por la policía después de un tiroteo en la ciudad de Linden, en el estado de Nueva Jersey.  

Según el canal de televisión ABC News, durante el tiroteo resultaron heridos tanto dos agentes de policía como el sospechoso, que tras su detención fue trasladado en una ambulacia a un hospital cercano.

Tres ataques en dos días

EE.UU. se ha visto sacudido por una serie de ataques durante el fin de semana.  

La mañana del sábado una bomba explotó en la ruta de una carrera de caridad en Nueva Jersey y más tarde ese mismo día, un hombre vestido con un uniforme de seguridad apuñaló ocho personas –causando lesiones menores– en un centro comercial en Minnesota.

El ataque más grave se produjo cuando una olla a presión llena de metralla estalló en Chelsea, Nueva York, hiriendo a 29 personas. El domingo y en las primeras horas de la mañana del lunes hasta cinco dispositivos explosivos fueron encontrados en una mochila en de un basurero en Elizabeth, Nueva Jersey, y uno de ellos explotó mientras era manipulado por un robot. Autoridades de Nueva York han llamado a Ahmad Khan Rahami, de 28 años, sospechoso del bombardeo de Chelsea del 17 de septiembre.

El llamado grupo militante Estado Islámico reivindicó el ataque de Minnesota; sin embargo, los nexos aún no han sido confirmados por las autoridades.