Este miércoles las autoridades francesas realizaron una redada en la comunidad Saint Denis, al norte de París, con el objetivo de atrapar a los sospechosos de los atentados del pasado viernes en los que murieron 129 personas.

El principal objetivo de esta operación era Abdaelhamid Abaaoud, terrorista belga sospechoso de haber planeado los ataques.

En conferencia de prensa, el fiscal de la ciudad de París, Francois Molins,  aseguró que Abdelhamid Abaaoud y Salah Abdeslam no están entre los arrestados.

Dos personas fallecieron durante la operación, incluida una mujer que se mató con un cinturón de explosivos y otro terrorista, ambos no han sido identificados.

Se confirmó que se detuvieron a siete sospechosos de los cuales sus identidades continúan ocultas.

De acuerdo con el diario español  “El País”,  la operación comenzó en la madrugada (tiempo local) y tuvo una duración aproximada de siete horas.