¿Cuáles son los logros de PETA hasta la fecha?

Desde 1980 hasta la fecha los tres minoristas más grandes del mundo, H&M, GAP e Inditex se comprometieron a no vender pelaje ni lana de angora. Asimismo, Ralph Lauren, Armani, Calvin Klein, Tommy Hilfiger y Nike, entre otros, ya no lo hacen tampoco. La lana de angora es producto de crueldad animal: los conejos sufren enormemente cuando se les arranca la piel y gritan de dolor. Además, celebridades como Eva Mendes, Penélope Cruz, Rosalyn Sánchez y Natalie Portman, así como Michelle Obama, se han unido a nosotros.

¿Por qué la industria sigue vendiendo pieles de lujo tan caras?

Es por una idea que promulga la industria peletera: que las pieles animales pueden ser producidas de manera humanitaria, pero la gente hoy se informa más sobre la crueldad y no promueve el abuso. Estas compañías engañan a la gente diciendo que los animales son tratados de forma humanitaria.

Pero PETA ha investigado varias granjas supuestamente humanitarias y ha revelado abusos horribles. Y no es exclusivo de ninguna firma de moda en particular. Por ejemplo, en granjas de lana de oveja en argentina documentamos cómo los trabajadores hundían los cuchillos en la garganta de los animales estando conscientes y los comenzaban a desollar aún cuando seguían pateando. Con la lana de Angora, los conejos, aparte de ser desollados, no tenían tratamiento alguno contra enfermedades o infecciones.

Todos los animales usados para la ropa sufren. Lo mejor que la gente puede hacer es usar fibras naturales, veganas o sintéticas. Victoria Beckham, Rebeca Minkoff y Stella McCartney lo hacen.

¿Por qué se sigue manteniendo esa idea de que la piel natural es mejor?

Cada día más y más diseñadores de lujo crean ropa que no es de origen animal y se oponen a la tradición. Tenemos materiales sintéticos de lujo parecidos a las pieles y que son de alta calidad. Incluso superiores a la piel animal. En la industria del plumaje, por ejemplo, estas se mojan y no sirven para nada.

La sintética resiste. El impacto de vestir plumaje es horrible para el animal. En las granjas de avestruces de Hermés y Prada y otras casas de moda, PETA halló que los investigadores golpeaban a las avestruces en la cara y bromeaban sobre un avestruz arrollado fuera del matadero.

Los meten en dispositivos para aturdirlos y luego les cortan las gargantas, todo frente a las otras aves. En el caso del escándalo de Hermés y las pieles de cocodrilo, estaban hacinados en piscinas malsanas y pozos estériles de concreto durante meses y años antes de ser asesinados.

A los caimanes les cortaban las nucas salvajemente. Todo en nombre del lujo. Incluso se revolcaban minutos después. La industria esconde todo tras puertas cerradas y por eso mucha gente no se da cuenta. Pero por eso investigamos y mostramos a la gente toda esta crueldad.

Los peleteros dicen que el acrílico es más dañino para el medio ambiente.

El comercio de piel es extremadamente tóxico para el medio ambiente y amenaza la salud humana. Con el fin de conservar la piel animal, las compañías usan químicos tóxicos que terminan en fuentes de agua y muchos que trabajan allí mueren de cáncer provocado por la exposición a químicos tóxicos en las tenerías. No solo los animales pagan; también el medio ambiente y los humanos, como trabajadores, también sufren.