El Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911 informó a los habitantes del Gran Santo Domingo sobre una nueva modalidad de robo en el que los delincuentes usan el nombre del 911.

Se informa así que personas sin escrúpulos han llamado a residencias haciéndose pasar por personal del 911 e informando que un familiar atropelló o lesionó a otra persona en la calle y que, por ello, ha sido apresado.

A continuación los delincuentes solicitan números telefónicos u otros datos de parientes cercanos.

El 911 aclara que desde el Sistema no se realizan llamadas para informar sobre hechos así, ya que esto es competencia de la Policía Nacional.

"Por tanto, la ciudadanía debe estar alerta y abstenerse de suministrar datos ni números de teléfonos de sus parientes a personas desconocidas", dice la información suministrada por la Dirección General de Comunicación (Dicom).