El Juzgado de Atención Permanente dictó tres meses de prisión preventiva, como medida de coerción, a dos hombres acusados de asociación de malhechores  y extorsión

.
Fernando Miguel Ramos Duran es acusado de orquestar un autosecuestro, con ayuda de Rafael Ignacio Hernández García,  para intentar extorsionar a su esposa Altagracia Puntier Díaz con la suma de 480 mil pesos, en un hecho ocurrido en Villa Mella, municipio Santo Domingo Norte.


De acuerdo a las investigaciones realizadas por el Ministerio Público, el día primero de junio, Altagracia Puntier presentó denuncia de que su esposo había sido secuestrado por un grupo de mexicanos en coordinación con un apodado Pepe, que obligaban a Ramos Durán a  llamarla por  teléfono para pedirle que reuniera la cantidad indicada de dinero para su rescate.


Sin embargo, lo que Puntier Díaz ignoraba es que la víctima no era precisamente su esposo, sino ella. Resulta que la labor de inteligencia aplicada por las autoridades actuantes logró desmontar la trampa y tras un rastreo telefónico dieron con el escondite desde don Ramos Duran, junto a Hernández García, ejecutaba sus planes de extorsión.


El expediente agrega que los imputados ya habían cumplido condenas en Estados Unidos por robo a mano armada, por lo que fueron deportados hace poco menos de un año.


Los imputados presentan cargos por violar los artículos 265, 266 y 400 del Código Penal Dominicano, y deberán permanecer recluidos por tres meses de prisión preventiva en la Cárcel de la Victoria, hasta que se les conozca juicio de fondo