Un Tribunal Colegiado de Monte Plata condenó a 10 años de prisión a Winston Rizik por narcotráfico, lavado de activos y porte ilegal de armas de fuego.

Asimismo, sentenció a cinco años de prisión suspendida a su hermano Nelson Rizik por complicidad.

Además, ordenó el decomiso de varios bienes, entre ellos la finca de Winston Rizik donde fue encontrada la droga así como armas de fuego. 

El Ministerio Público había pedido la confiscación de  dos fincas, una ubicada en Monte Plata y otra en San Cristóbal, una traba de gallos con más de 500 ejemplares, aproximadamente 300 cabezas de ganado, más de 40 caballos, varios inmuebles, vehículos, además de instrumentos utilizados en la ganadería.

Según la acusación, la organización criminal a la que presuntamente pertenecía Winston Rizik, contó durante mucho tiempo "con la complicidad y la impunidad de diversos sectores, hasta que la actual gestión del Ministerio Público intervino para desmembrar a esta red criminal de narcotráfico y sicariato, considerada como una de las más peligrosas y que sembró el miedo por mucho tiempo en el país".